Descubrimiento en Asasif Sur

Un equipo egipcio-americano del South Asasif Conservation Project descubrió en la tumba de Karabasken (TT 391), en la Necrópolis del Sur de Asasif, en la orilla oeste de Luxor, una colección de vasos canopos bien conservados, anunció el Dr. Mostafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades.

Los frascos canopos se encontraron en un corte casi cúbico en el suelo que medía aproximadamente 0,60 m por 0,60 m y 0,50 m de profundidad en un compartimento de enterramiento intrusivo cortado en la pared sur de la sala de pilares de la tumba kusita de Karabasken (TT 391).

Las vasos se habían caído bajo la presión del agua de la inundación y una de ellas estaba rota en varios fragmentos. Fueron sometidos a una limpieza de emergencia y consolidación realizada por el equipo de conservación del MoA.

El Dr. Fathy Yassin, Jefe de la Misión por el lado egipcio, explica que los vasos descubiertos están hechos de alabastro egipcio; son huecos por dentro y probablemente contienen vísceras. Aunque el contenido de los vasos se dañó por la acción del agua de la inundación, los vasos todavía contenían una gran cantidad de resina. Los tamaños de los vasos (con tapas) varían de 35,5 a 39,4 cm. Las tapas, tienen forma de un humano, un babuino, un chacal y un halcón, hábilmente talladas y modeladas por al menos tres artistas diferentes.

La doctora Elena Pischikova, directora del South Asasif Conservation Project, dijo que en en el texto se menciona  a la “Señora de la Casa, Amenirdis”, de la Dinastía 26, así como la inscripción ordenada en dos columnas verticales y una línea horizontal.

Añadió que South Asasif Conservation Project es una misión egipcio-estadounidense que trabaja bajo los auspicios del Ministerio de Antigüedades. El proyecto fue fundado en 2006 con el objetivo de restaurar y reconstruir las tumbas dañadas y parcialmente derrumbadas de la necrópolis de Asasif del Sur: Karabasaken (TT 391), Karajamun (TT 223) e Irtieru (TT 390). Durante sus 12 años de trabajo, el proyecto encontró miles de fragmentos de la decoración colapsada de las tumbas y reconstruyó la segunda sala de pilares y parte de la primera sala de la tumba de Karajamun. Las tumbas restauradas presentan sofisticados relieves tallados y pintados de las dinastías veinticinco y veintiséis.

Fuente: Comunicado de presa del Servicio de Antigüedades

Los comentarios están cerrados.