La egiptóloga Marina Escolano hace un gran descubrimiento en Palma de Mallorca

La egiptóloga Marina Escolano-Poveda ha tenido la amabilidad de realizar para AEDE este extracto del fantástico descubrimiento que ha realizado en Mallorca: unos fragmentos inéditos del Cuento del Pastor y del Debate entre un Hombre y su Ba. El completo estudio ha sido publicado bajo el título “New Fragments of Papyrus Berlin 3024” en la revista ZÄS 2017; 144(1): 16–54.

Desde aquí queremos darle las gracias

 

COMPLETANDO EL PUZZLE DE LA LITERATURA EGIPCIA: LOS FRAGMENTOS MALLORQUINES PERDIDOS DEL PAPIRO BERLIN 3024

El Museo Bíblico de Palma de Mallorca, fundado en 1913 por el sacerdote y más tarde obispo de Menorca Bartomeu Pascual Marroig, cuenta en su colección con diversos objetos procedentes de Egipto. Entre éstos destacan una serie de fragmentos de papiro (73 en total) pertenecientes originalmente a tres manuscritos diferentes: un Libro de los Muertos (P. Mallorca III), y dos textos del Reino Medio (en torno al 1800 a. C., P. Mallorca I y II).

Hace unos años fui invitada a dar una charla en Palma de Mallorca por el Instituto Balear de Egiptología (IBE), y durante mi visita pude conocer el Museo Bíblico de la ciudad. Su director, el Dr. Francisco Ramis Darder, y el gerente de la comisión del museo, Gerardo Jofre González-Granda, me ofrecieron entonces el estudio y publicación de los papiros, que hasta el momento estaban inéditos, y no habían sido nunca leídos. Debido a mi traslado a Baltimore para realizar el doctorado en Egiptología, tuve que posponer su estudio unos años, y no fue hasta 2015 que pude dedicar suficiente tiempo al examen detallado de los fragmentos. Hoy en día es raro encontrar papiros del Reino Medio que estén todavía por publicar en colecciones de museos, por lo que los papiros de Mallorca son excepcionales, y un desafío muy interesante para una joven egiptóloga. La distribución del texto en columnas verticales es indicativo a simple vista de que se trata de textos pertenecientes a la primera mitad del Reino Medio, y sus contenidos, en un primer vistazo, apuntaban claramente a que se trataba de obras literarias, algo que los hacía aún más interesantes. Durante mi investigación, a través de la comparación con otros textos, me di cuenta de que los fragmentos correspondientes a P. Mallorca I, que presentan signos de mayor tamaño, trazados de forma cuidada, y distribuidos de forma espaciosa en columnas repartidas de forma regular sobre la superficie del papiro, se correspondían de forma muy cercana al manuscrito único que preserva el poema conocido como Cuento del Pastor, el Papiro Berlin 3024. Este manuscrito presenta la particularidad de contar con dos textos originalmente procedentes de dos rollos distintos de papiro, unidos en tiempos antiguos para formar un único rollo. El otro texto contenido en este rollo es el famoso Debate entre un Hombre y su Ba, que es considerado como posiblemente la primera obra filosófica de la historia, y según el egiptólogo Jan Assmann, el texto más importante de la literatura egipcia antigua junto con el Gran Himno a Atón. Aunque esto es algo subjetivo, es indicativo de la importancia de semejante obra. Ambos textos son conocidos, como digo, únicamente a través de la copia conservada en P. Berlin 3024. Desafortunadamente, esta copia está incompleta, ya que carece del principio del Debate, y del Cuento del Pastor sólo conserva 25 columnas de texto, con cuatro al comienzo y cuatro al final borradas ya en la antigüedad (el motivo es todavía hoy objeto de debate entre los investigadores). En 2003 el egiptólogo británico Richard Parkinson encontró en la colección Amherst de Nueva York una serie de pequeños fragmentos que identificó como pertenecientes al comienzo del manuscrito P. Berlin 3024, y por tanto parte del comienzo perdido del Debate. Esto abrió la puerta a la esperanza de encontrar más fragmentos en el futuro. En su investigación, Parkinson relacionó los fragmentos comprados por Lord Amherst (P. Amherst III) como parte de un lote subastado en Londres a comienzos del s. XIX a la vez que P. Berlin 3024, y que constituirían parte del mismo manuscrito.

 
Gerardo Jofre González-Granda, gerente de la comisión del Museo Bíblico de Mallorca, y Marina Escolano-Poveda, junto a los papiros.

 

Volviendo a 2015, tras mi identificación inicial de P. Mallorca I como parte del Cuento del Pastor, y de P. Mallorca II como parte del comienzo perdido del Debate, inicié el estudio tanto material como textual de cada uno de los fragmentos para tratar de encontrar uniones, y desentrañar poco a poco el contenido del texto. Esta investigación me llevó ese verano de 2015 de nuevo a Palma de Mallorca, donde pasé unos días examinando detalladamente P. Mallorca I y II y elaborando facsímiles de cada fragmento, así como a Berlín, donde tuve la oportunidad de estudiar directamente P. Berlin 3024 gracias al permiso de la Prof. Dr. Verena Lepper, conservadora de los papiros del Museo de Berlín, y donde pude contar con la generosa asistencia de la restauradora de papiros del museo Myriam Krutzsch. A lo largo de todo este proceso, los profesores James Allen, de la Universidad de Brown, y Richard Parkinson, de la Universidad de Oxford, contestaron a todas mis cuestiones, y el primero de ellos incluso me invitó a Providence para trabajar sobre los aspectos más complejos de los fragmentos. Fruto de todo este estudio es el artículo publicado hace unos días por la publicación académica Zeitschrift für Ägyptische Sprache und Altertumskunde (ZÄS), la revista más veterana de la disciplina egiptológica, en el número 144.1, páginas 16-54. El articulo cuenta asimismo con detallados facsímiles de cada fragmento indicado los trazos del pincel del escriba y la intensidad de la tinta, así como una transcripción jeroglífica, una propuesta de reconstrucción del comienzo del Debate (incluyendo parte de los fragmentos Amherst), y tablas paleográficas.

 

 
 Marina Escolano-Poveda estudiando P. Berlin 3024 en el Archäologisches Zentrum de la capital alemana.

 

Con respecto al contenido de ambos textos, el Debate entre un Hombre y su Ba recoge el diálogo, narrado en primera persona por el Hombre, entre sí mismo y su Ba. Según los egipcios antiguos, el ser humano estaba compuesto de una constelación de partes, entre las que el Ba, según parece, sólo se materializaba una vez el individuo fallecía, y era su conexión con el mundo de los vivos, representado como un ave con cabeza humana. En el texto, el Hombre y el Ba argumentan sobre lo positivo y lo negativo de la muerte y la vida, y al final concluyen que no es todavía el momento de la muerte del Hombre, y que cuando éste llegue, ambos se reunirán en la otra orilla (la de los muertos). La ausencia del comienzo ha sido fuente de discusión entre los investigadores desde que el texto fue publicado por primera vez por el egiptólogo Adolf Erman en 1896, argumentando desde que se trataría de un hombre con instintos suicidas, hasta que el debate tendría lugar en el Más Allá frente a un tribunal divino. P. Mallorca II aporta en este sentido un indicio esencial para la resolución del problema. Los fragmentos parecen contener el marco narrativo que precede al inicio del debate, con la frase “Entonces el hombre enfermo dijo”. Esto sería indicativo de que el hombre, enfermo terminal, se ve a las puertas de la muerte, momento en que su Ba se materializa, y se plantea si debería seguir viviendo o no. El contenido del debate, en el que el Hombre en una serie de letanías se lamenta de su infortunio, parece indicar que su enfermedad tiene un origen psicológico, indicando que los egipcios sabían que la depresión podía conducir a la muerte. Sólo en ese estado liminal entre la vida y la muerte puede producirse la conversación con el Ba, que el Hombre, vivo al final del Debate, relata a una serie de interlocutores en el marco narrativo, entre los que se encuentra una mujer cuyo nombre, curiosamente, parece ser Ankhet (“la viva”).

En el caso del Cuento del Pastor, la historia narra dos encuentros de un pastor de ganado mayor con una diosa en un terreno de marismas. Tras el primer encuentro, el pastor horrorizado por algo que la diosa le ha pedido, ordena al resto de pastores que invoquen una protección para el ganado (que encontramos también en los Textos de los Ataúdes), y que crucen a los animales a la otra orilla. Al día siguiente el pastor vuelve a encontrarse con la diosa, esta vez desnuda, que parece dirigirse a él… pero el texto termina aquí. En los fragmentos de P. Mallorca I asistimos a la transformación de la diosa en mujer, lo que indica que se trata de una diosa de forma cambiante, como ya habían propuesto otros investigadores, y es descrita mediante comparaciones con distintos elementos, conservados fragmentariamente en P. Mallorca I. Afortunadamente, parte del texto que describe a la diosa se ha conservado también en la estela Louvre C100 del Tercer Periodo Intermedio, que describe a una sacerdotisa de Hathor llamada Mutirdis, indicando la pervivencia del texto de los fragmentos mallorquines del Cuento del Pastor, directa o indirectamente, casi un milenio después. El estudio detallado de ambos textos en paralelo aparecerá en un futuro artículo que estoy preparando. Una relectura del Cuento del Pastor junto con los nuevos fragmentos me ha permitido proponer una nueva interpretación del contenido del relato. Hasta ahora todos los investigadores habían interpretado que la propuesta de la diosa en el primer encuentro era de carácter sexual, pese a que el texto no ofrece ningún indicio de ello. Utilizando paralelos con leyendas agrícolas de la zona del Delta occidental, y un relato medieval árabe, propongo que en realidad lo que la diosa le pide al pastor en este encuentro es que le dé uno de sus animales, motivo por el que inmediatamente el pastor procede a cruzar el ganado a la otra orilla y a protegerlo mediante una fórmula mágica, algo que no tiene demasiado sentido si la diosa sólo estuviese interesada sexualmente en el pastor. Es únicamente en el segundo encuentro en el que la diosa pretende seducir al pastor, pero con el mismo objetivo de obtener de él sus animales.

El estudio de estos fragmentos abre pues la puerta para nuevas interpretaciones de dos importantes relatos de la literatura clásica egipcia, y muestra como no sólo en grandes excavaciones se pueden hacer nuevos hallazgos importantes que nos abren las puertas al conocimiento del Egipto antiguo, sino también en pequeños museos, en fragmentos de papiro ignorados durante siglos.

 

Marina Escolano-Poveda, Luxor, a 27 de julio de 2017.

 

One Response to “La egiptóloga Marina Escolano hace un gran descubrimiento en Palma de Mallorca”

  1. José Ramón Navarro González

    Excelente artículo. Enhorabuena a Marina Escolar-Poveda por hacerlo y a la AEDE por su publicación.
    Es un placer ver la magnífica nueva generación de egiptólogos españoles.

Los comentarios están cerrados.