Los brasileños terminan sus excavaciones en Egipto

São Paulo – Una expedición brasileña sin precedentes realizó excavaciones en un sitio arqueológico de Luxor, Egipto. Dirigido por el arqueólogo José Roberto Pellini, de la Universidad Federal de Sergipe (UFS), el equipo abrió y exploró la tumba TT 123 durante dos semanas. La tumba pertenece a Amenemhet, oficial del estado y escriba real durante el reinado del faraón Thutmosis III (1504 a 1450 a.C.) de la dinastía XVIII. Las iniciales “TT” provienen de “Theban Tomb”, ya que Tebas, actual Luxor, fue la capital del Antiguo Egipto durante el llamado Reino Nuevo. En septiembre del año pasado, ANBA había publicado que la expedición iba a tener lugar en marzo de 2017.

Según Pellini, su equipo fue el primero en entrar en la tumba desde principios del siglo pasado y realizar una exploración científica del lugar. “Realizamos una exploración general, de las condiciones físicas, relieves y dibujos”, dijo el investigador por teléfono desde El Cairo. Encontraron fragmentos de cerámica, sarcófagos y momias, entre otros artefactos. “Lo más importante es la calidad de los relieves, hay escenas muy raras”, dijo a ANBA.

Sobre los restos humanos, el profesor dice que es difícil decir si pertenecen al propietario original o no, ya que estos lugares fueron utilizados posteriormente como almacenamiento de escombros y pueden presentar fragmentos de otras tumbas. Todavía hay mucho que explorar.

“La misión fue 100% positiva, más allá de nuestras expectativas, la tumba es aún más especial de lo que podríamos haber imaginado, tal vez rivaliza con Ramose en la calidad de los relieves y pinturas”, dijo Pellini, mencionando el conocido y el enterramiento bellamente decorado de un hombre noble, también ubicado en Luxor. “Pero aún es demasiado pronto para decirlo, muchas escenas necesitan conservación y restauración”, añadió. Esta vez, sin embargo, no había un equipo de expertos a mano para este trabajo. Entre las escenas “raras”, mencionó imágenes de cerdos y carros.

Durante las excavaciones, los arqueólogos encontraron indicios que llevaban hacia una habitación dentro de la propia TT 123 y a otra tumba. Esta tumba adyacente, llamada TT 293, está prácticamente inexplorada. “No sabemos casi nada al respecto, pero estamos pensando en su excavación en el futuro”, dijo Pellini.

Una de las principales dificultades a las que se enfrenta el equipo, según el investigador, fueron las condiciones de otra tumba adyacente, la TT 380, perteneciente a Amenotep-Huy, de la que el equipo también tiene la concesión de exploración. “El estado de conservación era realmente malo, parte de ella amenazaba con colapsar, por lo que tuvimos que tomar medidas urgentes, colocar postes de madera, por razones de seguridad, y por ello se trabajará en ella el próximo año”, dijo. Este trabajo se realizó con la ayuda de expertos locales.

Regreso

El trabajo que se realizó fue la primera fase de las excavaciones. Los investigadores están planeando regresar entre diciembre de este año y febrero del próximo durante un plazo más largo de 45 días. “El próximo año, vamos a realizar un trabajo más detallado”, dijo Pellini. Sin embargo, para una investigación más extensa, el grupo necesitará financiación.

También están planeando utilizar la realidad virtual para ofrecer al público en general la posibilidad de conocer el sitio. Algo en esta línea, con fotos de 360 °, fue publicado en una página de Facebook.

Pellini también dijo que el hecho de que sea la primera misión brasileña de este tipo atrajo la atención de la gente en Egipto positivamente, aunque los investigadores brasileños han participado en grupos internacionales. “La bienvenida fue fantástica, ellos (los egipcios) tienen gran aprecio, gran afecto por Brasil”, dijo.

Además de Pellini, también formaron parte del equipo Julián Sánchez, licenciado en Arqueología por el Museo Nacional (Universidad Federal de Río de Janeiro) e investigador asociado en Arqueología Sensorial de la Universidad Federal de Sergipe (UFS), Caroline Murta Lemos, estudiante de doctorado y también un asociado de investigación del mismo laboratorio, y Bori Németh, egiptólogo  húngaro. Trabajaron junto con un grupo de seis expertos del Centro de Documentación del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

Fuente original: http://www2.anba.com.br/noticia/21874548/al-sharq/brazilians-wrap-up-diggings-in-egypt/

Los comentarios están cerrados.