Un egiptólogo polaco ha identificado fragmentos de un templo egipcio perdido … en un almacén

Miles de bloques de piedra que se encuentran durante años en un almacén cerca de Luxor resultaron ser los restos del templo de Thutmés I, muy buscado por los arqueólogos. Los fragmentos del templo fueron identificados por Jadwiga Iwaszczuk, un egiptólogo polaco.

El templo de Thutmés I (1504-1492 aC), en sus tiempos de esplendor, podría compararse con los templos construidos por Hatshepsut en Deir el-Bahari o por Ramesses II – el llamado Ramesseum.

Jadwiga Iwaszczuk, egiptólogo del Institute of Mediterranean and Oriental Cultures of the Polish Academy of Sciences, realizó este descubrimiento de forma accidental. Los bellos fragmentos decorados en los bloques con los que fue construido el templo, se guardaron en un almacén del Consejo de Antigüedades (ahora Ministerio Egipcio del Estado para Antigüedades), situado en una tumba adaptada para este propósito en la necrópolis de Tebas, cerca de Luxor.

Justo al lado de este lugar se encuentra la casa que los arqueólogos polacos utilizan durante la investigación en el templo de Hatshepsut, bajo la supervisión del Dr. Zbigniew E. Szafranski, del Polish Centre of Mediterranean Archaeology UW. Los egiptólogos polacos visitaron el almacén en busca de posibles bloques del templo de está mujer faraón.

Los fragmentos históricos almacenados procedían de excavaciones realizadas por uno de los científicos egipcios en los años setenta. Iwaszczuk explicó que el arqueólogo identificó su descubrimiento relacionándolo con el templo de Ja-Ajet de tiempos del reinado de Hatshepsut. De hecho, los restos de ese templo fueron descubiertos hace sólo unos pocos años por arqueólogos franceses en el templo de Ramesses II (Ramesseum).

“Mi investigación obtuvo resultados inesperados ya que resultó que todos los fragmentos descubiertos provenían del templo de Thutmés I. La ubicación del templo -en las cercanías del templo Thutmés de Tutmosis III- se conocía desde hace más de medio siglo Hasta ahora los investigadores lo habían identificado mal “- dijo.

La principal prueba del nuevo descubrimiento es el nombre del templo de Thutmés I – Jenemet-anj (El que une con la vida), conocido por fuentes escritas, y conservado en fragmentos arquitectónicos depositados en el almacén.

Los análisis epigráficos realizados en los últimos años por el egiptólogo polaco permitieron conocer más información. Mientras que el templo fue erigido para Thutmés I, fue comisionado por su hija Hatshepsut. En la construcción se utilizaron dos tipos de piedra: caliza y arenisca. Es inusual, argumenta Jadwiga Iwaszczuk, porque en los tiempos de Hatshepsut se utilizó principalmente la piedra caliza. Su templo en Deir el-Bahari fue construido enteramente a partir de este material. Sin embargo, según el egiptólogo, esto no fue una coincidencia. Los arquitectos usaron piedra arenisca porque conocían sus propiedades en cuanto a ser una piedra dura pero fácil de tallar. Todos los elementos de apoyo de las paredes estaban hechos de piedra arenisca, y el relleno y las paredes eran de piedra caliza, dijo el investigador.

Según su descubridor, entre las curiosidades del templo, se encuentra una de las primeras escenas de batalla conocida con carros del antiguo Egipto.

Sobre la base de fragmentos finos, los investigadores también determinaron que el templo había sido renovado. El gobernante fallecido fue adorado en el templo durante varios cientos de años después de su muerte, sin duda hasta el reinado de Ramesses IX (XII aC), pero es posible que el templo existiera hasta el cambio de  era.

Hasta ahora, el equipo de Iwaszczuk ha dibujado cerca de 5 mil bloques de piedra y fotografiado 7,5 mil de ellos. Ahora, se está realizando el trabajo tedioso para recrear las escenas enteras que adornaron el enorme templo.

Finalmente llegó a su triste final, como muchos otros templos tebanos. Sirvió de cantera para obtener material para la realización de vasos de piedra, quedando sólo residuos de postproducción no utilizados, incluidos los relieves decorados pero fragmentados, que hoy utilizamos para intentar recrear La forma completa del templo “- concluyó Iwaszczuk.

Fuente original:  http://scienceinpoland.pap.pl/en/news/news,414739,polish-egyptologist-identified-fragments-of-a-lost-egyptian-temple-in-a-storage.html

 

Los comentarios están cerrados.