Un objeto egipcio perdido desde la Segunda Guerra Mundial regresa a Alemania

Un relieve de color turquesa intenso del antiguo Egipto ha-sido devuelto al museo de Berlín más de 70 años después de que se pensara que se había perdido durante la Segunda Guerra Mundial.

La Prussian Cultural Heritage Foundation, que supervisa los museos estatales de Berlín, anunció que el fragmento del bloque de piedra había sido encontrado en el Museo de Arqueología Kelsey, en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

La piedra está cubierta por un esmalte egipcio azul de fayenza. En su superficie está representado Ptahmose, alcalde de Menfis bajo el reinado de Ramses II, rey  guerrero y prolífico constructor de monumentos que gobernó durante el siglo XIII a.C. Aunque el bloque está roto todavía es visible la figura de Ptahmose levantando ambas manos en un gesto de adoración ante los dioses Osiris e Isis.

El egiptólogo holandés Nico Staring, actualmente visitante en la Universidad de Leiden, comparó una foto histórica del Museo Neues de Berlín con una nueva foto del Museo Kelsey. Staring informó de su descubrimiento a los conservadores de ambas instituciones y con el tiempo, el Museo Kelsey decidió devolver el objeto de piedra a Berlín, donde se expondrá a partir de mediados de junio.

Hermann Parzinger, presidente de la Prussian Cultural Heritage Foundation, declaró que fue un “gesto noble”.

“Ahora, después de más de 70 años, volverá a ocupar su lugar en la exposición permanente”, agregó Parzinger.

El Museo Neues fue dañado gravemente por las incursiones aéreas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. Luego, el edificio quedó en ruinas en la antigua sección ocupada por los soviéticos de Berlín. No volvió a abrir hasta 2009, después de una importante renovación.

Cuando el museo se cerró a comienzos de la Segunda Guerra Mundial, este bloque egipcio de piedra  -que había sido comprado a una colección inglesa en 1910- quedó escondido dentro de un sarcófago. Fue registrado como desaparecido tras la guerra.

Curiosamente, el objeto había sido entregado al Museo Kelsey por Samuel Abraham Goudsmit, un físico holandés-americano (y coleccionista de antigüedades) que trabajó en el Proyecto Manhattan. Goudsmit estaba a cargo de la Misión Alsos, que era un proyecto secreto de los Estados Unidos para investigar los desarrollos científicos enemigos durante la Segunda Guerra Mundial, específicamente enfocado en el programa de armas nucleares de los alemanes. Goudsmit había adquirido la talla de un coleccionista privado en Alemania en 1945, según la Prussian Cultural Heritage Foundation.

Los nazis saquearon las colecciones de arte en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Las colecciones de arte en Berlín también sufrieron grandes pérdidas durante la agitación de la guerra. Los incendios y los bombardeos destruyeron obras de arte que se habían sido custodiadas. Otros objetos fueron saqueados, y algunos se los llevaron  las tropas soviéticas después de la guerra. Recientemente, los historiadores del arte ubicaron 59 esculturas del Renacimiento italiano de las colecciones de Berlín, incluyendo obras de Donatello, en el Museo Pushkin de Moscú.

No es la primera vez que una devolución de un objeto de arte, que se pensaba había sido destruido en la Segunda Guerra Mundial, se exponga en el museo Neues . En 2010, unos trabajadores de la construcción que estaban excavando una línea de metro en el centro de Berlín se tropezaron con una caché de esculturas modernistas que los nazis habían considerado “arte degenerado”. Los arqueólogos recuperaron 11 esculturas que más tade se prepararon para una exposición.

Fuente original: http://www.livescience.com/59333-lost-wwii-egyptian-artifact-returns-to-germany.html

Deja una Respuesta