915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Aparecieron bajo el suelo de una vivienda de época cristiano-bizantina. A tres metros de profundidad, una misión española ha hallado tres tumbas enterradas hace más de 2.600 años. Unas sepulturas sin lujos -huérfanas de sarcófago, lucidos ajuares e incluso murales- que han alumbrado una nueva y particular tipología arquitectónica.

“Es una forma de construir las tumbas que hasta ahora desconocíamos. Para nosotros, es totalmente nuevo“, reconoce a EL MUNDO Esther Pons, codirectora junto a Maite Mascort de la misión de la Universidad de Barcelona que, desde 1992, excava el yacimiento de Oxirrinco, en …

Seguir leyendo: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2020/06/08/5eda1bbefc6c83bd238b459f.html