915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Rastrear la historia y el origen de una enfermedad infecciosa puede ayudar a predecir y tratar mejor a sus descendientes modernos, según la paleopatología. Las momias egipcias son una muestra ideal para estudiar la prevalencia de las enfermedades infecciosas en el mundo antiguo.

Algunos de los organismos más comunes encontrados en las momias egipcias fueron Schistosoma haematobium, Mycobacterium tuberculosis y el virus de la viruela.

El actual brote mundial de viruela del mono ha provocado más de 16.000 casos en más de 70 países y ha sido declarado emergencia de salud pública de importancia internacional. La viruela del mono está causada por un virus de ADN denominado virus de la viruela del mono, perteneciente al género Orthopoxvirus, que incluye al virus de la viruela, causante de la viruela, de ahí la similitud entre ambos virus en cuanto a su estructura genética, presentación clínica y vacunas objetivo.

Durante algunos análisis realizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en momias egipcias, se encontraron signos indicativos de un poxvirus (por ejemplo, erupciones cutáneas vesiculares). Sin embargo, los investigadores no estaban seguros de si las lesiones estaban o no relacionadas con la viruela. Debido a la similitud entre ambas enfermedades, ¿podrían haber estado contemplando la viruela del mono en lugar de la viruela? Esta sigue siendo una pregunta que merece ser respondida, ya que ningún análisis ha confirmado ni negado aún esta plausible relación.

Tiee y sus colegas examinaron 1.000 especímenes de museo recogidos en un periodo de 120 años, revelando la presencia del virus de la viruela del mono en cinco especies africanas de Funisciurus ya en 1899. Propusieron la presencia de brotes similares a la viruela en humanos y animales huéspedes antes del primer caso declarado de viruela del mono en 1958. También destacaron el predominio de la transmisión del virus de la viruela del mono de animal a humano, que representaba el 72-78-1% de todos los casos de viruela del mono en la década de 1980. Vincularon la aparición de estos casos a la fauna salvaje; esto plantea además la cuestión de si la historia del virus de la viruela del mono se remonta a tiempos antiguos, cuando la fauna salvaje era el entorno vital dominante para gentes como los antiguos egipcios.

Las enfermedades infecciosas (por ejemplo, el cólera, el sarampión, la gripe y la viruela) eran muy comunes entre los antiguos egipcios, y causaban la muerte o la inmunidad en los individuos afectados. Por lo tanto, dados los antiguos hábitos de vivir en grupos de individuos, el virus de la viruela del mono podría haber estado presente entre los antiguos egipcios pero de forma asintomática, lo que complica aún más la vinculación de la viruela del mono con la historia egipcia.

El análisis de especímenes históricos de momias egipcias de miles de años de antigüedad nos dará pistas y conocimientos sobre la historia y la evolución del virus de la viruela del mono. También mejorará nuestra capacidad para interpretar y predecir el impacto de las diferentes mutaciones genéticas recientes. Estos conocimientos nos ayudarán a gestionar no sólo el reciente brote mundial de viruela del mono, sino también otras infecciones virales modernas.

Fuente original: https://www.thelancet.com/journals/lanmic/article/PIIS2666-5247(22)00219-1/fulltext