915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Hace un mes, cuando cinco arqueólogos y policías llegaron al sitio de Jabal Maragha, en el desierto de Sudán, para una visita de rutina, creyeron que se habían perdido. No había nada. Los buscadores de oro lo habían hecho desaparecer.

Intrigados por el ruido de los motores en medio de este desierto, de Bayuda, ubicado a 270 km al norte de Jartum, descubrieron dos retroexcavadoras en plena tarea. Habían cavado una enorme muesca de 17 metros de profundidad y 20 de largo.

“Tenían un solo objetivo al cavar aquí: encontrar oro y para ganar tiempo utilizaban las retroexcavadoras”, explica, contrariado, el arqueólogo Habab Idris Ahmed, que había trabajado en 1999 en este sitio.

La tierra ocre está surcada de marcas de neumáticos, algunas …

Seguir leyendo: https://www.rfi.fr/es/20200824-buscadores-de-oro-destrozan-sitios-antiguos-en-sudan