915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Se necesitaron 2.600 años para resolver el caso, pero los egiptólogos han determinado finalmente cómo una mujer de la élite de pelo rizado, que vivió en la antigua Tebas sufrió su prematuro final.

La joven de 20 años Takabuti fue asesinada por un violento ataque con cuchillo, anunciaron hoy (27 de enero) los investigadores, en el 185 aniversario del desenvendaje original de la momia, en 1835, según una comunicación de la Universidad de Manchester, en Inglaterra.

Un análisis de los restos momificados de Takabuti reveló más de sus secretos. Tenía dos afecciones poco comunes, un diente adicional (33 en lugar de 32) y una vértebra más, señalaron los investigadores.

¿Quién era Takabuti?

Aunque Takabuti era de la antigua Tebas (hoy Luxor), su momia se vio envuelta en el intenso comercio de momias egipcias que siguió a las guerras napoleónicas. Cuando Thomas Greg, un irlandés rico, adquirió sus restos en 1834 y los trajo de Egipto a Belfast, Takabuti fue la primera momia egipcia conocida que llegó a Irlanda.

En ese momento, el egiptólogo Edward Hincks descifró los jeroglíficos del ataúd de la momia, según Stair na hÉireann, un lugar donde se detalla la historia de Irlanda. Hincks descubrió que la mujer se había llamado Takabuti y que en el momento de su muerte estaba casada, a los 20 años, y había sido la señora de una gran casa en Tebas. Las traducciones de Hincks también revelaron que el padre de la mujer era un sacerdote que servía a Amón.

“Hay una rica historia de exámenes a Takabuti desde que fue desenvuelta por primera vez en Belfast en 1835”, dijo Greer Ramsey, conservadora de arqueología en los Museos Nacionales de Irlanda del Norte, en un comunicado. En años recientes, Takabuti se ha sometido a escáneres con rayos X y TC (tomografía computarizada), análisis de cabello y datación por radiocarbono, el último de los cuales mostró que vivió alrededor del año 660 a.C., a finales de la 25ª dinastía.

Las pruebas más recientes incluyeron un análisis de ADN y más tomografías computarizadas. Ambos revelaron resultados inesperados, dijeron los investigadores.

Lo que encontraron

El análisis de ADN mostró que Takabuti era genéticamente más similar a los europeos que a los egipcios de hoy en día, dijeron los investigadores.

Los escáneres por TC revelaron que su corazón, que no había sido localizado hasta ahora, estaba intacto y perfectamente conservado. Estos escáneres también descubrieron su muerte violenta: Las marcas de las heridas indicaban que Takabuti había sido apuñalada en la parte superior de su espalda, cerca de su hombro izquierdo.

“Se comenta con frecuencia que se muestra muy tranquila dentro de su ataúd, pero ahora sabemos que sus últimos momentos fueron todo lo contrario y que murió a manos de otro”, dijo Eileen Murphy, bioarqueóloga de lQueen’s University Belfast’s School of Natural and Built Environment, en el comunicado.

En concreto, los escáneres por TC mostraron que “Takabuti sufrió una herida grave en la parte posterior de la pared torácica superior izquierda”, dijo en la declaración el Dr. Robert Loynes, cirujano ortopédico retirado y profesor honorario del Centro University of Manchester’s KNH Centre for Biomedical Egyptology. “Es casi seguro que esto causó su rápida muerte”.

Los otros hallazgos son igual de importantes, añadieron los investigadores.

“No se puede subestimar la importancia de confirmar [que] el corazón de Takabuti está presente, ya que en el antiguo Egipto este órgano se extirpaba en la otra vida y se pesaba para determinar si la persona había llevado una buena vida o no”, señaló Ramsey. “Si era demasiado pesado, se lo comía el demonio Ammit y su viaje a la otra vida fracasaría”.

Los nuevos análisis también arrojan luz sobre la vida en Egipto durante la XXV dinastía, dijo Rosalie David, egiptóloga de la Universidad de Manchester. “Este estudio nos ayuda a comprender no sólo a Takabuti, sino también el contexto histórico más amplio de los tiempos en que vivió: El sorprendente e importante hallazgo de su herencia europea arroja una luz fascinante sobre un importante punto de inflexión en la historia de Egipto”, dijo David en el comunicado.

El equipo de investigación – que incluye científicos de los Museos Nacionales de Irlanda del Norte, la Universidad de Manchester, la Universidad de la Reina en Belfast y el Hospital Privado de Kingsbridge – está escribiendo ahora un libro sobre sus hallazgos.

El público puede ver la momia de Takabuti de forma gratuita en la galería del antiguo Egipto en el Museo del Ulster en Irlanda del Norte.

Fuente original: https://www.livescience.com/egypt-mummy-murdered-with-knife.html