915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

EL CAIRO – La Universidad de Alejandría inauguró el 1 de enero un nuevo proyecto denominado “Patrimonio submarino”, destinado a excavar piezas submarinas en el puerto oriental de Alejandría, en la costa septentrional de Egipto. El proyecto está dirigido por Emad Khalil, director del Alexandria Center for Maritime Archaeology and Underwater Cultural Heritage, y se lleva a cabo en colaboración con la Egyptian National Commission for UNESCO y varios asociados europeos que apoyan el proyecto.

El presidente de la Universidad de Alejandría, Abdul Aziz Qanswa, declaró el 1 de enero que este proyecto garantizará que el patrimonio subacuático de Egipto no se pierda, describiendo éste como un salto cualitativo en el sector del turismo dados los tesoros y antigüedades que datan de miles de años.

Hablando con Al-Monitor, Ehab Fahmy, jefe del Departamento Central de Antigüedades Submarinas del Ministerio de Antigüedades, dijo que hay tesoros submarinos bajo el puerto oriental de Alejandría, en particular los aposentos reales que se remontan al período ptolemaico, incluidos los puertos reales y las columnas de los palacios de ese período. El puerto oriental se extiende sobre un área que comienza en el promontorio de Silsila al este hacia la Ciudadela de Qaitbay al oeste.

Fahmy cree que se excavarán más antigüedades a lo largo del proyecto, lo que también garantizará su conservación. Dijo: “La gobernación de Alejandría está flotando sobre antigüedades sumergidas de valor incalculable, y los trabajos de excavación han sido diseñados para mostrar lo grande que es la civilización egipcia y contarle al mundo ese patrimonio humano, que no sólo es propiedad de Egipto sino de la humanidad”.

Alejandría es bien conocida por sus lugares arqueológicos donde miles de piezas están sumergidas bajo el agua, entre las que destaca la antigua Ciudadela de Qaitbay, que cubre una superficie de 22.500 metros cuadrados y alberga más de 3.000 piezas que se remontan a las civilizaciones griega y romana. También en la ciudad portuaria egipcia se encuentra el Faro de Alejandría, que es una de las Siete Maravillas del Mundo.

Fahmy dijo que su departamento en el Ministerio de Antigüedades ha prestado gran atención a las antigüedades submarinas últimamente, organizando talleres de capacitación en técnicas de excavación para los trabajadores y involucrando a las organizaciones internacionales en las actividades de excavación y restauración.

En 2001, Egipto firmó el Convenio de la UNESCO sobre la protección del patrimonio cultural subacuático. Este convenio implica la conservación del patrimonio cultural sumergido durante al menos 100 años, y la prevención del robo o de las prácticas ilegales.

El 20 de enero de 2020, el Departamento Central de Antigüedades Subacuáticas de Alejandría inició un seminario de formación para sus empleados sobre los métodos más actualizados de excavación arqueológica subacuática basados en los últimos estudios existentes.

El Ministerio de Antigüedades inauguró el 6 de mayo de 2020 una iniciativa de información sobre antigüedades para dar a conocerlas y presentar el patrimonio cultural subacuático de Alejandría a egipcios y extranjeros. La iniciativa incluía noticias semanales publicadas en árabe, francés e inglés sobre los lugares subacuáticos, junto con fotos de los objetos recuperados o de los que todavía están sumergidos.

Fahmy dijo: “Tenemos una necesidad constante de cooperar con nuestros socios europeos y con las organizaciones internacionales para excavar antigüedades sumergidas en particular, dado que las tareas de excavación son extremadamente difíciles, a diferencia de la excavación de antigüedades sobre el subsuelo”.

La excavación de antigüedades sumergidas se lleva a cabo en tres etapas. En primer lugar, un equipo de especialistas del Ministerio (de Antigüedades) busca antigüedades utilizando dispositivos específicos para identificar su profundidad y su posición exacta. Segundo, los buzos extraen las antigüedades de debajo del agua, y este es un proceso extremadamente difícil dado el tiempo y el esfuerzo que se requiere de los buzos. La tercera etapa implica el mantenimiento y la limpieza de las antigüedades del agua y la sal, antes de su restauración y reparación.”

Añadió, “Después de la finalización de este proyecto, pretendemos realizar exposiciones complementarias de antigüedades sumergidas en el extranjero para introducir este patrimonio humano en el mundo, hasta que se materialice el proyecto [de construir] un museo de antigüedades submarino”.

En 2015, el Ministerio de Antigüedades había anunciado un plan para construir un museo de antigüedades submarino con un presupuesto de 150 millones de dólares. Si se lograba, sería el primer museo submarino de la antigua civilización egipcia en el mundo. El plan aún no se ha puesto en práctica.

Monica Hanna, arqueóloga y fundadora del Grupo de Trabajo del Patrimonio de Egipto, dijo a Al-Monitor que la idea de crear un museo submarino de antigüedades formaba parte del intento de proteger este patrimonio del saqueo. Sin embargo, los escasos recursos y las limitadas capacidades del ministerio impidieron su puesta en práctica en los últimos años.

Una exposición llamada “Tesoros del Antiguo Egipto”: Ciudades Hundidas” se inauguró el 3 de julio de 2020, en el Museo de Bellas Artes de Virginia en Richmond, Virginia. La exposición mostraba 293 objetos recuperados de las ciudades hundidas de Heracleion y Canopo en el puerto oriental de Alejandría y el puerto de Abu Qir, incluidas grandes estatuas de la diosa de Isis, Serapis, así como estatuas en forma de Esfinge.

Fuente original: https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2021/01/egypt-alexandria-underwater-antiquities-preserve-heritage.html