915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

La misión arqueológica egipcia que trabaja en la región al-Hiridi de Sohag y el Consejo Supremo de Antigüedades, ha descubierto uno de los puestos de control y vigilancia de época de Ptolomeo III, complementando las excavaciones realizadas a principios de la década de los años 2000, que descubrieron diversas partes del sitio.

El Dr. Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, explicó que el puesto de control descubierto es un edificio construido con de ladrillos de adobe similar a la llamada casa-torre, construida en un lugar estratégico para controlar la frontera entre las provincias, siendo una zona de recaudación de impuestos y que se ocupaba también de la seguridad de los barcos y de la navegación en el Nilo.

Según indicó Waziri, el templo estaba dedicado a la diosa Isis y fue construido bajo el reinado de Ptolomeo III. Tiene 33 metros de largo por 14 de ancho, con eje que discurre de norte a sur.

En cuanto a su diseño, el Dr. Ayman Ashmawy, jefe del Sector de Antigüedades Egipcias del Consejo Supremo de Antigüedades, señaló que consiste en una sala rectangular abierta, en el medio, en cuyo centro hay una fila de cuatro columnas, seguida de una sala transversal con dos columnas en el medio que conduce al Santo de los Santos. En el centro del templo hay una escalera y todo el suelo del templo tenía losas de piedra de piedra caliza local.

Durante las excavaciones, la misión encontró en el lado norte del templo una pila de purificación de piedra caliza y una placa votiva para el templo. En el lado norte, halló 5 ostraca con inscripciones en escritura demótica, 38 monedas que datan de la época romana y una pequeña parte de una columna de piedra caliza.

En esta zona se hallaron algunos huesos de animales que, según los estudios realizados, fueron utilizados para alimentar a los sacerdotes del templo.

Por su parte, el profesor Mohamed Abdel-Badi, jefe de la Administración Central de Antigüedades del Alto Egipto, dijo que la misión también descubrió la casa de un capataz y varios restos de documentación donde se relacionan los nombres, salarios y tareas de los trabajadores, además de cerca de 85 tumbas en varios niveles de la montaña, que datan de diferentes períodos desde finales del Reino Antiguo hasta finales del período ptolemaico. Hay tumbas con uno o varios pozos funerarios y otras con una rampa que termina en la cámara funeraria

En las tumbas que datan de la época ptolemaica, se encontraron 30 permisos de enterramiento escritos en griego antiguo, escritura hierática y demótica, junto a restos humanos y restos de momias. Estas inscripciones generalmente incluyen el nombre del difunto, el nombre de su padre o madre, su domicilio, su ocupación y la edad al fallecer, además de algunas súplicas a las antiguas deidades egipcias.

La misión también llevó a cabo un trabajo de documentación de un grupo de canteras en el lugar, incluida una cantera del rey Ramsés III de la dinastía XIX. La misión la limpió y reforzó la pintura rupestre de Ramsés III, que se menciona en el papiro Harris donde se afirma que el rey Ramsés III envió 38 canteros especializados a esta zona de la montaña (Jabal Haridi) para cortaran piedras para construir un templo para él en el nomo X, además de tres canteras ptolemaicas para Ptolomeo III, IV, V y Ptolomeo XII , respectivamente, lo que prueba que Jabal Haridi fue una fuente de piedra en época ptolemaica debido a la calidad de las piedras de este lugar.

Fuente original: Ministerio de Antigüedades