915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Egipto está dando los últimos toques a la ceremonia de inauguración de la Gran Vía Procesional (Camino de El-Kebash), que se celebrará en Luxor en noviembre. Será el mayor museo al aire libre del mundo, según el gobierno egipcio.

El 24 de agosto, el primer ministro Mustafa Madbouly visitó la Vía de El-Kebash, en la gobernación de Luxor, para inspeccionar los preparativos de la gran inauguración en noviembre.

Esta no era la primera visita de Madbouly a la carretera de El-Kebash. El 6 de julio, visitó Luxor para hacer un seguimiento de las obras de restauración de la antigua ruta y de los templos de Karnak y Luxor. Madbouly dijo que el proyecto de desarrollo y restauración es uno de los más importantes relacionados con las antigüedades en los que Egipto está trabajando actualmente y tiene como objetivo hacer de Luxor el mayor museo al aire libre del mundo.

Según el ministro de Antigüedades, Jaled al-Anani, El-Kebash tiene una longitud de unos 2,7 kilómetros y se extiende desde el templo de Karnak, pasando por el templo de Mut, hasta el de Luxor. Señaló que consiste en una calzada de piedra arenisca con estatuas de esfinges a ambos lados, además de otros elementos arquitectónicos que datan de distintas épocas.

Egipto tiene previsto organizar un festival para celebrar la inauguración. Mustafa el-Saghir, director de los Templos de Karnak y supervisor general del proyecto de la Gran Vía Procesional, declaró el 25 de agosto: “Va a ser una gran ceremonia de inauguración acorde con el evento”. Los expertos inspeccionaron la vía y los templos de Karnak y Luxor para diseñar una estrategia final para la inauguración que atraerá la atención del mundo hacia Egipto. La ceremonia revivirá la Gran Vía Procesional, para lo que se celebrará una importante fiesta del antiguo Egipto. Las celebraciones también se llevarán a cabo en el río Nilo y a ellas asistirán los lugareños y cualquier persona interesada en la arqueología”.

Mustafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, dijo que el 98% de las obras relacionadas con la calzada faraónica se han completado, y que los últimos retoques se harán en las próximas semanas en preparación del gran festival que acontecerá en Luxor y Egipto.

Waziri declaró a la prensa, el 27 de agosto, que el proyecto de la Gran Vía Procesional actúa como un museo al aire libre que atraerá a los turistas a Egipto.

Explicó que el festival de la Gran Vía Procesional incluirá un desfile y un espectáculo de barcos ornamentados en el Nilo, con estandartes que celebrarán la Vía de El-Kebash y la civilización egipcia. Al amanecer del día de la ceremonia, volarán globos aerostáticos con banderas egipcias, fotos de la carretera [y de los responsables del megaproyecto en Luxor”.

Y añadió: “Lo que hace que este proyecto sea tan especial es que desde su inicio ha sido 100% egipcio”.

La construcción de la Gran Vía Procesional duró casi 1.000 años, y sirvió como eje de celebraciones en el antiguo Egipto. Llamada la “Avenida de las Esfinges”, cuenta con muchos más tipos de estatuas entre sus 1.200 estatuas, incluyendo muchas con forma de carnero. La importancia de la vía disminuyó con el tiempo, y algunas de las cabezas de las estatuas se rompieron; también se construyeron iglesias y mezquitas junto a la calzada.

La historia de las excavaciones en la Gran Vía Procesional comenzó en 1949, con el arqueólogo egipcio Zakaria Ghoneim, que descubrió el inicio de la vía en la década de 1950. En la década de 1960, el arqueólogo egipcio Mohammad Abdel Razzak descubrió los restos de la calzada en el templo de Luxor. Otros restos se descubrieron frente al templo, en su centro, y junto al templo de Karnak en las décadas de 1980 y 1990.

En 2005 se anunció el proyecto de convertir la gobernación de Luxor en el mayor museo al aire libre del mundo. Al finalizar el proyecto de restauración de la ruta, el Estado decidió eliminar las mezquitas e iglesias que se construyeron junto a la carretera.

El proyecto se detuvo una vez más debido a la Revolución del 25 de enero en 2011, cuando el 70% de las obras se había completado. En 2017, el Estado decidió reanudarlo.

Durante los trabajos de excavación, se han realizado descubrimientos recientes, como un nilómetro que data de la dinastía XXV faraónica, prensas de vino, plantaciones de flores y una serie de lugares de manufacturas.

El presidente Abdel Fattah al-Sisi presta gran atención al proyecto. En mayo se reunió con el primer ministro, junto con otros ministros, para discutir las últimas novedades sobre el desarrollo de la antigua carretera.

Abdel Rahim Rihan, director general del Departamento de Investigación, Estudios Arqueológicos y Publicación Académica en el Sur del Sinaí del Ministerio de Turismo y Antigüedades, dijo a Al-Monitor: “El mundo espera el gran festival que se celebrará por primera vez en la historia en la Gran Vía Procesional, tras la inauguración y el renacimiento de la celebración de Opet”.

Dijo: “El Festival de Opet era un acontecimiento importante en el antiguo Egipto. Era una celebración anual que se tenía lugar en Tebas [Luxor] desde época antigua “.

Rihan concluyó: “La ciudad de Luxor donde se celebrará el festival es la antigua ciudad de Tebas. Es una de las ciudades más importantes del antiguo Egipto y la que más antigüedades faraónicas posee. Tebas fue la capital religiosa y política del país durante un largo periodo de la historia de Egipto.”

Fuente original: https://www.al-monitor.com/originals/2021/09/egypt-announce-opening-worlds-largest-open-museum-luxor-governorate?fbclid=IwAR1U3WLkaTjy6kitLev8Xz9w-dRTXyOLXIfplvWfnjRsYgI4sg2oRl-NZmk