915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

MENFIS, Egipto (Reuters) – Egipto está construyendo dos autopistas a través de la meseta de pirámides en las afueras de El Cairo, reviviendo y ampliando un proyecto que se suspendió en los años 90 tras una protesta internacional.

 Las Grandes Pirámides, el principal destino turístico de Egipto, son el único superviviente de las siete maravillas del mundo antiguo y la meseta es patrimonio mundial de la UNESCO.

Las autopistas forman parte de un impulso de infraestructura encabezado por el poderoso ejército egipcio y defendido por el presidente Abdel Fattah al-Sisi, que está construyendo una nueva capital para aliviar la presión demográfica en El Cairo, donde viven 20 millones de personas.

La autopista del norte cruzará el desierto a 2,5 km al sur de las Grandes Pirámides. La del sur pasará entre la Pirámide Escalonada de Saqqara – la más antigua – y la zona de Dahshur, donde se encuentran la Pirámide Doblada y la Pirámide Roja.

Cada autopista parece tener unos ocho carriles de ancho.

Los críticos dicen que podrían causar daños irrevocables a uno de los sitios de patrimonio más importantes del mundo. Las autoridades afirman que se construirán con cuidado y mejorarán las conexiones de transporte, conectando nuevos desarrollos urbanos y evitando la congestión del centro de El Cairo.

“Las carreteras son muy, muy importantes para el desarrollo, para los egipcios, para el interior de Egipto”, dijo Mostafa al-Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. “Sepan que cuidamos muy bien nuestros yacimientos de antigüedades en todo Egipto”.

Algunos egiptólogos y conservacionistas dicen que las carreteras perturbarán la integridad de la meseta de pirámides, pavimentarán sobre sitios arqueológicos inexplorados, generarán contaminación que podría corroer los monumentos, producir basura y exponer al saqueo zonas cerradas repletas de tesoros arqueológicos ocultos.

Al-Waziri dijo que las carreteras actuales estaban mucho más cerca de las pirámides y transportaban muchos autobuses turísticos. “Por eso estamos haciendo mucho desarrollo”, señaló, apuntando a los planes de utilizar autobuses turísticos eléctricos dentro de la meseta para evitar la contaminación.

MENFIS

Las autopistas, que diseccionarán la meseta en tres, cruzarán una sección de la antigua Menfis, una de las ciudades más grandes e influyentes del mundo durante casi 3.000 años.

“Quedé atónito por lo que vi”, dijo el ex funcionario de alto nivel de la UNESCO Said Zulficar, que visitó una parte de la autopista del sur hace dos meses. “Todo el trabajo que había hecho hace casi 25 años ahora está siendo cuestionado.”

Zulficar lideró una exitosa campaña a mediados de los 90 para suspender la construcción de la autopista del norte, un ramal del primer anillo de circunvalación de El Cairo. La UNESCO dijo que había solicitado información detallada sobre el nuevo plan varias veces y pidió enviar una misión de vigilancia.

El centro de prensa estatal remitió una solicitud de Reuters para que se comentaran los planes a un asesor de comunicaciones del Ministerio de Turismo y Antigüedades, al que no se pudo contactar.

La construcción comenzó hace más de un año en zonas desérticas en gran parte fuera de la vista del público y se hizo más visible alrededor de marzo, según indican los egiptólogos y las imágenes de Google Earth.

En una visita reciente, los periodistas de Reuters vieron maquinaria pesada despejando campos y construyendo puentes e intersecciones a lo largo de ambas carreteras. Cientos de palmeras datileras desarraigadas yacían en montones.

La autopista del sur forma parte del segundo anillo de circunvalación de El Cairo que conectará la ciudad satélite occidental del 6 de octubre con la nueva capital al este de El Cairo a través de 16 km de desierto en la meseta de las pirámides, tierras de cultivo y un rincón de Menfis.

En 2014, el Banco Mundial estimó que la congestión en la zona del gran El Cairo reduciría la producción de Egipto en unos 3,6 puntos porcentuales.

“La carretera atraviesa cementerios arqueológicamente inexplorados de la poco conocida 13ª Dinastía, a poca distancia de las pirámides de Pepi II y Jendyer y de la Mastabat el-Faraun”, dijo un egiptólogo que conoce la zona.

La persona estaba entre los seis egiptólogos con los que habló Reuters. La mayoría de ellos se negaron a ser nombrados por temor a perder la autorización para manejar antigüedades.

Uno dijo que se habían desenterrado escondrijos de estatuas y bloques con jeroglíficos desde que comenzó la construcción de la autopista; la autoridad en materia de antigüedades indicó en su página de Facebook que habían sido descubiertos en una propiedad privada cercana.

Menfis, que se cree que fue fundada en el año 3.000 A.C. cuando Egipto se unió en un solo país, fue eclipsada pero no abandonada cuando Alejandro Magno trasladó la capital a Alejandría en el año 331 A.C.

Se extendía más de 6 kilómetros cuadrados, el mayor asentamiento antiguo del valle del Nilo.

La nueva carretera se acerca a los distritos comerciales de la antigua ciudad, a sus murallas portuarias y al antiguo emplazamiento de un antiguo Nilómetro, utilizado para medir la altura de la inundación anual, dijo David Jeffreys, un egiptólogo británico que ha estado trabajando en Menfis para la Egypt Exploration Society desde 1981.

También pone en peligro una muralla romana que una vez bordeó el Nilo y que Jeffreys dijo que pocas personas conocían.

“Menfis ha sido descuidada durante mucho tiempo, incluso por los egiptólogos, ya que es un sitio complicado de excavar”, dijo otro egiptólogo. “Pero es enormemente rico, rebosante de templos, archivos, edificios administrativos y áreas industriales.”

Fuente original: https://www.egyptindependent.com/egypt-cuts-highways-across-pyramids-plateau-alarming-conservationists/