El daño a una antigua escultura de una pareja egipcia fue hecho para hacerles daño en la otra vida.

Una escultura de piedra caliza intencionalmente dañada encontrada en un templo de 3.500 años de antigüedad en Tell Edfu, en el sur de Egipto, muestra lo que parece ser una pareja de ancianos a la que alguien trató de eliminar en la vida después de la muerte.

La escultura representa a un hombre y una mujer de pie uno al lado del otro, con inscripciones jeroglíficas que indican sus nombres y ocupaciones. “Las caras de la pareja estaban [dañadas]”, y la escritura jeroglífica de la talla había sido “raspada”, dijo Nadine Moeller, directora del Proyecto Tell Edfu, a Live Science. “Borrar el nombre de una persona privada en el antiguo Egipto suele ser una señal de que alguien quiere borrar la memoria de esa persona y, por lo tanto, borrar su existencia en la otra vida”, explicó Moeller, que también es profesor en el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago.

“Para los antiguos egipcios, ser recordados después de la muerte era muy importante, para que recibieran ofrendas en el inframundo. Al borrar el nombre de una persona, también se le está quitando su identidad y las buenas obras que hizo durante su vida, por las que será recordada después de su muerte”, agregó Moeller.

Los jeroglíficos descifrados son difíciles de leer, y los investigadores están tratando de reconstruir y descifrar los símbolos. Hasta ahora, pueden decir que el hombre “tenía el título de alcalde y las mujeres el título honorífico de mujer noble”, dijo Moeller, señalando que la pareja “pertenecía a la élite administrativa de la ciudad de Edfu”.

Se desconoce la identidad y el motivo de la persona que trató de aniquilar su existencia. Tampoco está claro cuándo, exactamente, en la antigüedad la escultura fue dañada intencionalmente.

El santuario en el que se encontró la talla está ubicado dentro de una villa de unos 440 yardas cuadradas (3,960 pies cuadrados) de tamaño y fue construido en algún momento entre los años 1500 a.C. y 1450 a.C., dijeron los investigadores en una declaración publicada por la Universidad de Chicago. El santuario parece haber sido usado para adorar a los antepasados de la gente que vivía en la villa, señalaron los investigadores.

Varios otros objetos fueron encontrados en el santuario, incluyendo una estatuilla tallada en piedra de diorita negra, que representa a un escriba agarrando un rollo de papiro. Las inscripciones jeroglíficas de la estatuilla indican que el nombre del escriba era “Juf”, y que puede o no ser el hombre que aparece en la talla dañada intencionadamente.

El proyecto Tell Edfu está patrocinado por el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago.

Fuente original: https://www.livescience.com/64514-ancient-egyptian-carving-afterlife.html

Los comentarios están cerrados.