915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Una vieja historia, con mucho más de leyenda que de realidad, cuenta que Napoleón pasó, durante su campaña militar en Egipto contra el Imperio Otomano, una noche en el interior de la Gran Pirámide de Guiza. La experiencia, si hemos de hacer caso al relato, marcó profundamente al futuro emperador de Francia, que no quiso compartir con nadie lo que había visto.

Hoy, un nuevo proyecto liderado desde Harvard permite a cualquier aficionado escudriñar digitalmente cada rincón de la Gran Pirámide, así como los demás monumentos de la llanura de Guiza, incluida la célebre Esfinge. Quizá la experiencia no tenga el poder mágico atribuido a las tumbas faraónicas, pero sus posibilidades académicas habrían sorprendido al mismísimo general Bonaparte, quien llevaba junto a sus tropas a 150 sabios para estudiar las maravillas de Oriente.

El proyecto, llamado Digital Giza, se ha materializado en una web que reúne tanto las recreaciones digitales de las reliquias faraónicas como toda la documentación disponible sobre las mismas.

Aún «en construcción», pronto…

Seguir leyendo: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2020/03/03/5e5d09aafc6c83d74b8b466b.html