915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

La comitiva avanza lentamente por el polvoriento camino junto al Nilo que lleva a la tumba de Ramose. Aquel hombre poderoso que fue visir de varios faraones ha muerto, ha ido a reunirse con los dioses eternos. Su cortejo fúnebre es grande y muy suntuoso. Lo acompañan familiares transidos de dolor y servidores que portan el ajuar funerario que Ramose disfrutará en el inframundo. Un grupo de plañideras se lamenta ruidosamente. Levantan los brazos hacia el cielo, mesan sus cabellos, rasgan sus vestiduras y lanzan tierra sobre sus cabezas… Un gran trineo transporta el sarcófago con la momia del difunto, tras él, otro trineo lleva una capilla que contiene los vasos canopos con las vísceras momificadas de Ramose, imprescindibles para que su alma esté completa en el más allá. Pero hay un tercer trineo que transporta un curioso elemento, una especie de saco informe recubierto con una piel de animal o una especie de sudario. ¿Qué es este objeto? Se trata del tekenu, un elemento que al parecer jugó un importante papel en los ritos funerarios del antiguo Egipto.

UN MISTERIOSO OBJETO

La escena descrita más arriba aparece representada en…

Ver articulo completo: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/enigmatico-tekenu_16664?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=trafico