El oro de los faraones

Artículo online de José Lull en CONEC

Los antiguos grandes monarcas del Próximo Oriente (asirios, babilonios, mitanios, hititas, etc.) tenían la falsa impresión de que el oro era en Egipto tan abundante como la arena del desierto. Multitud de textos nos hablan en ese sentido. Así, el rey asirio Ashur-Uballit escribía al monarca egipcio a mediados del s. XIV a.C. para decirle: “El oro en tu país es como el polvo, sólo tiene que recogerse. ¿Por qué debe permanecer (sólo) en tus ojos?”.

Seguir leyendo: http://www.conec.es/arqueologia/el-oro-de-los-faraones/

 

 

Los comentarios están cerrados.