915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Fueron a corroborar varias hipótesis y han vuelto con muchas certezas y, sobre todo, con la seguridad de estar ante una excavación… “revolucionaria”, se le escapa a José Ramón Pérez-Accino, el director del C2 Project Royal Cache Wadi Survey. Este proyecto internacional que desde 2017 lidera el profesor de la Facultad de Geografía e Historia de la UCM, puede –“prefiero ser cauto”- significar un antes y un después en el estudio de la necrópolis tebana. Cada vez es más probable que la hipótesis ya trazada tras la segunda campaña, de la existencia en el pasado de una gran efigie, similar probablemente a la esfinge de Gizah, en el pequeño wadi que están explorando, donde en 1881 se encontró la famosa Tumba de las Momias Reales, situado tras el Valle de los Reyes, se pueda probar de manera fehaciente.

De momento, en esta tercera campaña, primera en la que el equipo ha contado con permiso de excavación, ha permitido demostrar la “destrucción intencionada” del camino que recorría la pared del wadi, justo debajo del lugar que se cree que ocupaba la efigie. “Aún no tenemos la nariz, pero es posible que podamos encontrarla”, vaticina el profesor complutense medio en broma.

– ¿Qué hipótesis se han confirmado tras esta tercera campaña?

– Nuestra hipótesis principal es que lo que hay allí es una gran efigie, que probablemente fue destruida, con un camino, del que no teníamos uso pero sí constancia de su uso en la pared, y que en algún momento fue destruido probablemente para evitar el culto de esa efigieTodo esto se está corroborando. Lo primero que hicimos nada más llegar allí y comenzar a limpiar fue encontrarnos con los restos de la destrucción. Los restos de una destrucción intencionada. Hasta entonces jugábamos con hipótesis. Lo hemos datado, aunque de momento de modo muy cauto, y la destrucción es muy tardía. La efigie estaba muy presente en un arco cronológico muy grande. Ha desaparecido y la cuestión es cuándo. La destrucción que hemos visto es muy, muy tardía. No sabemos si la destrucción que hemos encontrado se corresponde ya con la efigie, pero es desde luego la destrucción del camino que va por debajo, eso está claro, pero para saber si se corresponde con la efigie tenemos que bajar más.

– ¿Entonces los restos hallados son solo del camino, de la efigie por ahora no?

– Restos de la efigie aún no sabemos si tenemos, aunque no parecen de ella. Más bien, al estar al pie del camino indica que es del propio camino, que está a dos metros de altura. Los de la efigie al estar más arriba habrían rodado un poco más lejos. No hemos encontrado la nariz aún, pero es posible que podamos encontrarla. También hemos encontrado…

Seguir leyendo:  https://tribuna.ucm.es/news/el-proyecto-complutense-en-luxor-cerca-de-confirmar-la-existencia-de-una-gran-efigie-en-la-necropolis-tebana