Gran Pirámide: cómo mi investigación sobre la antigua poesía egipcia condujo a un descubrimiento sorprendente

Lo que comenzó como una expedición para registrar las inscripciones de los antiguos canteros egipcios produjo un notable descubrimiento sobre la Gran Pirámide de Guiza. Mis colegas y yo en la misión arqueológica conjunta anglo-francesa en la antigua cantera de Hatnub descubrimos recientemente la existencia de una rampa de transporte bien conservada que data de la época de la Gran Pirámide, hace unos 4.500 años.

Creemos que esto podría cambiar significativamente las teorías sobre cómo los trabajadores que construyeron el monumento fueron capaces de transportar grandes bloques de piedra a grandes alturas. Incluso podría proporcionar evidencia de que las poleas fueron inventadas cientos de años antes de lo que se había documentado anteriormente.

La rampa excavada en la roca está flanqueada por dos tramos de escaleras en piedra, en las que se encuentran agujeros para postes cortados que originalmente habrían sostenido postes de madera, ahora ya desaparecidos hace tiempo. El patrón de los agujeros de los postes está lo suficientemente bien conservado como para empezar a reconstruir un sistema de poleas que se habría utilizado para levantar grandes bloques de alabastro de la cantera a cielo abierto.

Mientras que algunos canteros habrían estado apostados por encima de los bloques, arrastrándolos directamente hacia arriba, otros se habrían situado por debajo de los bloques, tirando hacia abajo. Sus cuerdas habrían sido atadas alrededor de los agujeros de los postes y fijadas a los bloques de alabastro, de modo que ambos grupos ejercieron fuerza para tirar de los bloques hacia arriba para sacarlos de la cantera.

Este sistema de transporte de piedras hace un eficiente uso del limitado espacio disponible en la rampa, y es razonable especular que esta misma tecnología de poleas también se habría utilizado en la construcción de la Gran Pirámide. Mientras que los sistemas de poleas son bien conocidos de la civilización griega en el primer milenio a.C., la evidencia de Hatnub retrocede su uso mucho más en el tiempo, ya que es anterior a la evidencia griega en unos 2.000 años.

La rampa de transporte de Hatnub es también mucho más empinada que la mayoría de las reconstrucciones anteriores de rampas  egipcias. Esto es significativo porque una de las objeciones de  la teoría de que la Gran Pirámide fue construida usando una sola rampa grande fue el enorme volumen de dicha rampa (que habría tenido un volumen mayor que la Gran Pirámide misma). Con una pendiente mucho más pronunciada, la longitud y el volumen de una rampa de transporte de este tipo serían mucho menores, lo que sugiere que esta vieja teoría debe ser reevaluada más seriamente.

Anteriormente se habían propuesto muchas otras teorías sobre cómo se construyó la Gran Pirámide. Por ejemplo, una rampa podría haberse construido alrededor de los lados de la pirámide. También hay muchas sugerencias que implican palancas y mecanismos similares. (Y, por supuesto, siempre hay quienes carecen de imaginación y no pueden aceptar una explicación humana, y en su lugar evocan sin fundamento a los extraterrestres o atlantes). El mérito de nuestros recientes descubrimientos es que nos proporcionan una sólida evidencia arqueológica que podemos utilizar para probar teorías anteriores.

Graffiti antiguos

Estos descubrimientos han surgido del trabajo de la expedición conjunta de la Universidad de Liverpool con el Instituto Francés de Arqueología Oriental de El Cairo en Hatnub, que se encuentra a unos 20 km del Nilo, en el desierto oriental del Medio Egipto. Esta cantera fue la fuente antigua más prestigiosa de alabastro egipcio, la piedra translúcida de rayas blancas lechosas que fue utilizada por los egipcios para hacer recipientes, estatuas y objetos arquitectónicos.

Nuestro objetivo original era simplemente registrar las inscripciones que sobrevivieron dejadas por los canteros hace 4.500 a 4.000 años. Comencé mi carrera estudiando poesía egipcia, pero resulta que a veces los canteros podían ser bastante poéticos cuando escribían sus graffitis en la cantera. Así que ahora estudio estos textos, escritos en una versión cursiva de la escritura egipcia conocida como hierática.

Hasta ahora hemos identificado más de 100 textos no registrados, ofreciendo una gran cantidad de información sobre la organización y logística de las expediciones que llegaron a la cantera para extraer el alabastro. Mencionan el patrocinio real, los cientos (y, en ocasiones, miles) de expedicionarios, el número de bloques minados y el tiempo que se tardó en llevarlos a sus destinos finales.

Algunas de las inscripciones tienen un punto de vista a más largo plazo y tratan de convencer a los futuros visitantes de la cantera de que sus predecesores fueron buenas personas y que merecen ser tratados con respeto (y con ofrendas) después de su muerte. En el siglo XXI, estamos acostumbrados a hablar de “colocación” en “muros”. Pero en Hatnub tenemos una pared real de la Edad de Bronce cuyos textos hablan a través de los años, y crean una solidaridad entre los que vinieron a trabajar en la cantera, generación tras generación.

Más recientemente hemos ampliado nuestro trabajo (y a nuestro equipo) para registrar las características arqueológicas más amplias del paisaje industrial de la Edad del Bronce, extremadamente bien conservado, alrededor de la cantera. Estamos recogiendo y analizando las herramientas de piedra que se encuentran en el yacimiento, ofreciendo información sobre el proceso de extracción de bloques del lecho rocoso. A través de la arqueología experimental estamos aprendiendo lo rápido que se debe trabajar el alabastro antes de que se seque y se endurezca después de la extracción.

También estamos estudiando la antigua carretera que conecta la cantera con el Valle del Nilo, que está flanqueada por cientos de sencillos refugios de piedra en seco utilizados por los obreros para alojarse y trabajar la piedra. Disponemos de simples mojones religiosos de piedra en seco y otras estructuras de posible función ritual. La reciente limpieza de escombros de la rampa de transporte que conduce a la cantera ha sido parte de nuestro estudio de este contexto más amplio.

Fuente original: https://theconversation.com/great-pyramid-how-my-research-on-ancient-egyptian-poetry-led-to-an-amazing-discovery-106561

Los comentarios están cerrados.