915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Durante unas excavaciones rutinarias en el yacimiento de Abusir, a 30 km al norte de la meseta de Guiza, los excavadores del Instituto Checo de Egiptología de la Universidad Carolina de Praga han descubierto el mayor cache de materiales de embalsamamiento del antiguo Egipto jamás encontrada en este país.

El instituto lleva más de tres décadas explorando un cementerio de la  dinastía XXVI en Abusir. Durante los recientes trabajos de excavación llevados a cabo allí, se descubrió que un grupo de grandes tumbas de pozo situadas en la esquina occidental de la necrópolis contenía el cache.

“Con 370 grandes vasijas de almacenamiento de cerámica y una serie de artefactos más pequeños, es probablemente el mayor hallazgo complejo e intacto de este tipo procedente del antiguo Egipto”, declaró Mohamed Megahed, jefe adjunto de la misión.

Señaló que las vasijas contenían restos o residuos de diversos materiales o utensilios que se habían utilizado originalmente durante el proceso de momificación en el antiguo Egipto. Se encontraron en un pozo de más de 14 m de profundidad contiguo a una gran estructura funeraria aún sin excavar.

Las vasijas estaban dispuestas en 14 grupos situados a una profundidad de entre 4 y 12 m bajo tierra y adyacentes a los lados del pozo en forma de espiral. El número de vasijas almacenadas en cada grupo variaba de siete a 52 ejemplares.

En el grupo superior de vasos se descubrieron cuatro vasos canopos de piedra caliza con inscripciones, todos ellos vacíos y sin usar. Según los textos inscritos en ellos, los vasos pertenecían a un tal Uahibra-Mery-Neith, hijo de la dama Irturu.

“La temporada 2021 formaba parte de un proyecto a largo plazo destinado a excavar e interpretar monumentos que datan de un periodo en el que la antigua sociedad egipcia buscaba nuevos medios para mantener su identidad única, entonces desafiada por los ejércitos griegos, persas y nubios”, dijo el director de la misión Miroslav Bárta.

“Las tumbas de pozo de Abusir, construidas de forma similar a la famosa sepultura del faraón Dyeser, fundador del Reino Antiguo, desempeñaron un papel importante en la forma única de expresión cultural utilizada por las élites egipcias de la época”, añadió.

“Aunque se conocen varios dignatarios con este nombre [Uahibra-Mery-Neith] de este periodo, ninguno de ellos puede ser identificado como propietario de los vasos canopos, ya que se atestiguan diferentes madres para todos ellos. A juzgar por el tamaño del depósito de embalsamamiento y por las dimensiones y la disposición de la tumba cercana, el propietario de la tumba y del depósito debió pertenecer a los más altos dignatarios de su época, junto con sus vecinos más cercanos en el cementerio: el almirante Udyahorresnet y el general Menejibnekau”, dijo Ladislav Bareš, un destacado experto en el periodo.

La excavación continuará con la exploración de la estructura funeraria en el fondo de un enorme pozo central. Se están realizando análisis de las vasijas y su contenido con métodos científicos modernos.

Abusir significa “Casa de Osiris”, siendo Osiris el antiguo dios egipcio de los muertos y la resurrección. Se convirtió en un lugar de enterramiento real durante el reinado del rey Userkaf, fundador de la Quinta Dinastía, que construyó allí un notable templo solar.

Algunos de sus sucesores también construyeron sus propios templos funerarios y solares en Abusir. El último de estos templos fue construido por el rey Menkauhor a finales de la Dinastía V.

Fuente original: https://english.ahram.org.eg/News/460759.aspx?fbclid=IwAR0AfEtq0cwMbwzEXcEYvBwf1Cla0bEwIZawuGdWtoGZvKZJPa3Tg2BuBUI