Khaled El-Enany: Los próximos meses serán testigos de nuevos descubrimientos de gran importancia arqueológica

El Ministro de Antigüedades Khaled El-Enany explica la importancia de los recientes descubrimientos arqueológicos y habla de los grandes proyectos lanzados por el Ministerio.

Al-Ahram Hebdo: En los últimos dos años, ha habido muchos descubrimientos. ¿Cómo explica este gran número de hallazgos arqueológicos?

Khaled El-Enany: La tierra egipcia todavía esconde muchos secretos. En los últimos dos años, hemos tenido casi todos los meses uno o dos nuevos descubrimientos que están en la primera página de los periódicos egipcios y extranjeros. Hay cerca de 250 misiones arqueológicas en Egipto en busca de tesoros escondidos. Por lo tanto, es normal hacer siempre nuevos descubrimientos. Todavía continuamos con nuestras excavaciones para aprender más sobre nuestros antepasados que ofrecieron a los egipcios y a toda la humanidad tesoros excepcionales. Los próximos meses también serán testigos de nuevos descubrimientos de gran importancia arqueológica.

¿Qué está haciendo Egipto con todos estos descubrimientos?

– La visión del Ministerio de Antigüedades ha cambiado en los últimos años. Actualmente se está trabajando en grandes proyectos que están listos para albergar estas piezas, como el nuevo Gran Museo Egipcio (GME), el Museo de la Civilización de Fostat, además de los museos regionales, ya sean nuevos o antiguos. El Ministerio también aprovecha estos objetos que se encuentran en la organización de exposiciones temporales en Egipto o en el extranjero.

Del mismo modo, no hay que olvidar que estos descubrimientos están promoviendo el turismo de una manera sin precedentes. Necesitas ver cómo reacciona el mundo ante el anuncio de un descubrimiento. Y cuando los estadistas o embajadores e incluso los medios de comunicación asisten a diversos eventos arqueológicos, es un mensaje de que nuestro país es seguro y realza sus monumentos.

– La fecha de la inauguración del GME se ha aplazado varias veces, ¿cuándo se pondrá en marcha?

– A finales de este año se anunció la inauguración parcial de sus salas. Pero una decisión presidencial cambió nuestros planes de establecer una inauguración total de todas las salas del museo en 2020. Se trata de un importante proyecto internacional que reunirá 100.000 piezas en un mismo espacio entre salas de exposición, salas de estudio, laboratorios de restauración y almacenes. Es un trabajo enorme, lo que puedo anunciar es que la obra arquitectónica estará terminada a finales de este año o a principios de 2019.

En cuanto al Museo Nacional de la Civilización de Fostat, se está preparando la inauguración parcial de la gran sala de exposiciones “El Nilo”, la sala de las momias, la sala central y el “Museo de la Capital”.

– ¿Algunos le acusan de vaciar los lugares arqueológicos de su contenido a favor de estos grandes proyectos?

– Estos dos proyectos son los más grandes e importantes del mundo en términos de arqueología. Para ello, estamos trabajando en la recogida de objetos de valor utilizados en sus escenarios museísticos. Recientemente, 3 obeliscos del yacimiento arqueológico de San Al-Hagar en Charqiya fueron llevados para ser expuestos al GME, lo que enfureció a muchos. Pero no puedo inaugurar el museo egipcio más grande del mundo sin un obelisco. Y aunque ya se han retirado algunas partes del sitio, la región está llevando a cabo un importante proyecto de reurbanización para convertirlo en un museo al aire libre.

– Por un lado, hay una crisis financiera y, por otro, hay nuevos proyectos. ¿Cómo lo hace el departamento?

– El GME y algunos proyectos importantes están subvencionados por el gobierno, como la remodelación del Meseta de las Pirámides o la avenida de esfinges de carneros en Louqsor. Pero para la fundación de nuevos museos regionales, como el de Matrouh, inaugurado el pasado mes de marzo, o el de Kafr Al-Sheikh, previsto para junio de 2019, son las provincias las que proporcionan el edificio del museo, su iluminación y seguridad, mientras que el ministerio elige las exposiciones, establece el escenario del museo y lo gestiona. Los ingresos de estos museos se dividirán entre la gobernación y el ministerio. Tenemos que pensar en otra cosa. El Ministerio de Antigüedades no busca el beneficio económico, sino el interés cultural y patrimonial.

– ¿Cómo superó la crisis financiera del ministerio?

– Esta crisis no se ha resuelto, pero estamos tratando de diversificar nuestros ingresos. Abrir algunas tumbas únicas y especiales al público en general sin necesidad de aprobación ministerial, crear libros de visitas para El Cairo y Louqsor, aumentar el precio de los billetes de lugares y del museo, relanzar un proyecto para reproducir réplicas y venderlas, especialmente en el Museo de El Cairo, para reabrir los bazares cerrados desde 2011.

– ¿Es el Estado lo suficientemente solidario?

– Desde mi nombramiento como jefe del Ministerio, el Presidente de la República y el Gobierno han apoyado los trabajos arqueológicos a fin de superar todos los obstáculos, especialmente los financieros, para poder llevar a cabo grandes proyectos. Dando el ejemplo de la inauguración del Museo de Arte Islámico de El Cairo en 2017, el de Sohag en el Alto Egipto en 2018, que fue honrado con la participación del Presidente de la República. Todo el mundo ha seguido esta iniciativa, que pone de manifiesto el interés de Egipto por sus monumentos. Los monumentos egipcios han desempeñado un importante papel político y turístico.

– ¿Son las exposiciones de antigüedades egipcias en el extranjero un dolor de cabeza para el Ministerio?

– No, en absoluto. Por el contrario. Nuestras piezas antiguas son nuestros embajadores en el extranjero. En los últimos dos años se han organizado varias exposiciones en diferentes países de Europa, Asia y América. De hecho, me negué a transferir algunos objetos raros como la máscara y el sarcófago de Tutankamón, porque son piezas únicas e invaluables. Actualmente, el Consejo de Ministros, en colaboración con el Ministerio de Antigüedades, decide conjuntamente la salida de las piezas.

– ¿Cuál es el destino del actual Museo Egipcio en la Plaza Tahrir de El Cairo?

– Ciertamente no va a desaparecer. Actualmente se están llevando a cabo varios proyectos para celebrar su 116 aniversario durante el próximo mes de noviembre. Se aplicará una nueva museología con la colaboración de cinco museos internacionales, como el Museo Británico y el Museo de Turín. Se ha aplicado un nuevo sistema de iluminación a su fachada. Y aunque el contenido de varias salas ya han sido trasladado al GME, abre sus puertas varias horas extra dos veces por semana para responder a la afluencia de público. También se organizan eventos culturales que reúnen a egipcios y extranjeros para dar un mensaje a todo el mundo: “Esta es la plaza Tahrir y es segura”.

Fuente original: http://hebdo.ahram.org.eg/News/29471.aspx

Fuente de la foto: Egypt Today

Los comentarios están cerrados.