915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

7 agosto 2019.- La cámara funeraria pertenece a un noble llamado Toutou y a su esposa, que era músico de la diosa Hathor. Fue descubierto accidentalmente en abril, durante una operación policial en una excavación ilegal.
La decisión del Ministerio de Antigüedades de reubicar la bien conservada cámara funeraria ptolemaica suscitó una ola de polémicas. La tumba, descubierta a principios de este año, se trasladará del yacimiento arqueológico de Al-Dayabat, en la gobernación de Sohag, al museo de la Nueva Capital Administrativa.
El Ministro de Antigüedades de Egipto anunció el lunes que el Comité Permanente de Antigüedades del Antiguo Egipto aprobó la decisión de reubicar la tumba. La comunicación señaló que el ministerio ya había cortado los muros de la cámara funeraria en piezas, para prepararlos para trasladarlos de Sohag al nuevo museo.
Moustafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, declaró en un comunicado de prensa que el ministerio aprobó el traslado de la tumba bien conservada del yacimiento arqueológico situado en el Alto Egipto a un nuevo lugar para evitar que se encuentre “en un lugar extremadamente remoto, donde está aislada [en la actualidad], y que pueda ser sometida a estragos o robos”.
La cámara funeraria pertenece a un noble llamado Toutou y a su esposa, que era músico de la diosa Hathor. Fue descubierta accidentalmente en abril, durante una operación policial en una excavación ilegal.
La arqueóloga egipcia Mónica Hanna dijo a Daily News Egypt que mover la tumba no tiene nada que ver con la arqueología, que consiste en restaurar las antigüedades.
“La reubicación de esta tumba es una clara violación de la Convención de Venecia para la restauración de lugares históricos; y lo que el ministerio está haciendo es destruir esta antigüedad, en lugar de salvarla”, dijo Hanna.
Según el artículo siete de la Convención de Venecia, que Egipto sigue, “un monumento es inseparable de la historia de la que es testigo y del entorno en el que se encuentra. No puede permitirse el traslado de la totalidad o de parte de un monumento, salvo cuando así lo exija la salvaguardia de dicho monumento o cuando esté justificado por un interés nacional o internacional de importancia primordial”.
Hanna explica que este no es el caso de la cámara funeraria, especialmente porque no está lejos de una zona poblada en Sohag.
En los comunicados de prensa, Waziri añadió que el museo en el que se reubicará la tumba atraerá a una mayor cantidad de turistas por encima de los que lo hace en la localización actual.
“En el Museo de la Nueva Capital Administrativa, todas las personalidades y turistas de todo el mundo tendrán la oportunidad de ver la tumba, lo que permitirá que miles, si no millones de personas, la disfruten”, dijo.
Sin embargo, bajo el punto de vista de Hanna, el Ministerio de Turismo es la entidad responsable de la promoción de esta tumba para los turistas, sobre todo porque se encuentra en buenas condiciones.
La tumba consta de dos pequeñas habitaciones con dos sarcófagos de piedra caliza y una momia que aún no ha sido identificada.
La extraordinaria tumba estaba en buen estado y las momias estaban bien conservadas. La misión sólo necesitaba eliminar las capas de suciedad para revelar las brillantes pinturas que cubrían las paredes de la tumba de dos salas.
Fuente original: https://ww.dailynewssegypt.com/2019/08/07/relocation-of-ptolemaic-burial-chamber-from-sohag-to-new-administrative-capital-faces-heavy-criticism/