915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

La construcción de las grandes pirámides egipcias de Guiza hace unos 4.500 años es uno de los mayores logros del mundo. Sin embargo, uno de los muchos interrogantes y complejidades que rodean a las pirámides es cómo se transportaron sus enormes “bloques de construcción” hasta el lugar de la obra. Resulta que podemos agradecérselo a una rama del río Nilo perdida hace mucho tiempo.

Cuando imaginamos las pirámides de Guiza en la actualidad, esperamos verlas rodeadas de una vasta llanura de arena con la metrópolis del Gran Cairo extendiéndose detrás de ellas. En la actualidad, el cuerpo principal del Nilo se encuentra a unos 8 kilómetros (5 millas) de distancia, lo cual es una distancia enorme si se trata de arrastrar grandes cantidades de piedra por la arena.

Sin embargo, hace más de 4.000 años, un brazo del Nilo, hoy desaparecido, conocido como el ramal de Jufu, podía encontrarse tallado justo al pasar el emplazamiento del complejo piramidal de Guiza. Hace tiempo que se sospecha que el brazo de Jufu era una vena vital del antiguo Egipto, que ayudaba a sus trabajadores a transportar materiales a las pirámides desde otros lugares. Sin embargo, su historia ha sido poco conocida.

Como se informa en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, investigadores de Francia lograron obtener una historia detallada de este tramo del río a partir de granos de polen extraídos de la llanura de inundación.

Al rastrear el crecimiento y la desaparición de más de 61 plantas diferentes a lo largo de la llanura de inundación, mostraron la subida y la bajada de los niveles de agua en los brazos del río a lo largo de 8.000 años de la historia del antiguo Egipto.

En particular, mostraron que las aguas del brazo de Jufu aumentaron significativamente durante el Período Húmedo Africano, que abarcó desde hace 14.800 años hasta hace 5.500 años.

Sin embargo, los niveles de agua del brazo de Jufu parecen haber sido relativamente altos durante algún tiempo después del Período Húmedo Africano, lo que permitió que el río siguiera siendo navegable hasta que se construyó la Gran Pirámide de Guiza, dedicada al faraón Jufu, hace unos 4.500 años.

En algún momento, es posible que este brazo perdido del Nilo llegara hasta la Gran Esfinge de Guiza, que se alza orgullosa al frente del complejo.

Aunque está claro que el brazo de Jufu del Nilo podría haber ayudado a transportar los materiales de construcción más cerca del complejo de pirámides de Guiza, muchos otros detalles en torno a la construcción de las pirámides siguen siendo inciertos.

La Gran Pirámide de Guiza tenía originalmente 146,6 metros de altura y estaba formada por más de 2,3 millones de grandes bloques de piedra que pesaban 6 millones de toneladas en total. Existen teorías, pero en la actualidad no hay una idea sólida de cómo se colocaron los colosales bloques uno encima de otro en una estructura muy compleja con un laberinto de pasajes interiores y tumbas.

Y no, ciertamente no fue con la ayuda de extraterrestres.

Fuente original: https://www.iflscience.com/nile-riverbed-clues-help-explain-the-mystery-of-egypts-pyramid-construction-65096