915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Un lugar donde estatuas, sarcófagos y pinturas hablan de la antigua civilización egipcia, de la tierra donde comenzó el Éxodo y que ofreció refugio a la Sagrada Familia. Una visita al Museo Gregoriano Egipcio, punto de referencia imprescindible para la investigación científica y comparativa, ofrece la oportunidad de revivir la emoción de la época de los faraones. Por Paolo Ondarza – Ciudad del Vaticano

“El Papa ordenó a su Camerlengo que no comprara más objetos etruscos, griegos o romanos, sólo egipcios”. Es el 2 de abril de 1838. El padre barnabita Luigi Ungarelli, encargado por Gregorio XVI de crear el nuevo Museo Egipcio en el Vaticano, escribe con entusiasmo a su instructor y amigo, Ippolito Rosellini. Este último, eminente egiptólogo de Pisa, fundador de la egiptología italiana, primer profesor del mundo premiado con una cátedra de egiptología, era la primera elección del Pontífice para desarrollar la tarea, pero tuvo que declinar la invitación, proponiendo el nombre de su alumno favorito.

Del misterio a la ciencia
Con la fundación del Museo Gregoriano de Egipto, el 16 de febrero de 1839, el Vaticano desempeñó un papel activo en la consolidación de la…

Seguir leyendo: https://www.vaticannews.va/en/vatican-city/news/2021-05/vatican-egyptian-museum-mummies-ancient-egypt.html