915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Una nueva cámara funeraria y los primeros resultados de los estudios y pruebas químicas de los aceites y resinas de momificación procedentes del complejo del taller de momificación, datado en la dinastía XXVI (ca. 664-525 a.C.), el cual fue descubierto en 2018 en Saqqara, han revelado

Durante las excavaciones realizadas por la misión egipcioalemana de la Universidad de Tubinga, que trabaja en Saqqara, se ha descubierto una nueva cámara funeraria en el fondo del pozo de enterramiento comunitario (30 m. de profundidad) del taller de momificación, descubierto junto a un gran complejo de tumbas con cinco cámaras funerarias en 2018. Tras más de un año de excavación y documentación, la misión descubrió la sexta cámara funeraria escondida detrás de un muro de piedra de 2600 años de antigüedad. El Dr. Mostafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, anunció que la cámara recién descubierta contenía cuatro ataúdes de madera en mal estado de conservación.

El Dr. Ramadan Badri Hussein señaló que uno de los ataúdes pertenece a una mujer llamada Didibastett. Fue enterrada con seis vasos canopos, lo que contradice la costumbre de embalsamar los pulmones, el estómago, los intestinos y el hígado del difunto, y luego guardarlos en cuatro vasos bajo la protección de cuatro dioses, conocidos como los Cuatro Hijos de Horus. La Misión examinó el contenido de los dos vasos canopos adicionales de Didibastet mediante una tomografía computarizada (CT). El análisis preliminar de las imágenes indica que los dos vasos contienen tejido humano. Basándose en este resultado, existe la posibilidad de que Didibastet hubiera recibido una forma especial de momificación que preservaba seis órganos de su cuerpo. El radiólogo de la Misión está realizando actualmente un estudio exhaustivo de las imágenes para identificar los dos órganos adicionales.

Después de estudiar los textos de los ataúdes y sarcófagos de las cámaras funerarias, la misión identificó a los sacerdotes y sacerdotisas de una misteriosa diosa serpiente, conocida como Niut-shaes. Hay indicios de que los sacerdotes de Niut-shaes fueron enterrados juntos, y que ella se convirtió en una diosa importante durante la Dinastía XXVI. Tal vez, tenía un templo destacado en Menfis, la capital administrativa del antiguo Egipto.

Una sacerdotisa y un sacerdote de Niut-shaes, que fueron enterrados en la misma cámara funeraria, fueron posiblemente inmigrantes egipcios. Sus nombres, Ayput y Tjanimit, fueron comunes entre la comunidad libia que se asentó en Egipto a partir de la Dinastía XXII (ca. 943-716 a.C.). El antiguo Egipto era una sociedad multicultural que recibía inmigrantes de diferentes partes del mundo antiguo, entre ellos griegos, libios y fenicios.

El Dr. Ramadan Badri dijo que la Misión realizó pruebas no invasivas, llamadas fluorescencia de rayos X, en la máscara de plata dorada, que fue descubierta en el rostro de la momia de una sacerdotisa de la diosa Niut-shaes. Esta prueba determinó la pureza de la plata de la máscara en un 99,07%, más alta que la plata de ley de 92,5%. Esta máscara de plata dorada es la primera que se encuentra en Egipto desde 1939, y la tercera de estas máscaras que se ha encontrado en el país.

Un equipo internacional de arqueólogos y químicos de la Universidad de Tubinga, la Universidad de Munich y el Centro Nacional de Investigación Egipcio en El Cairo realizaron pruebas químicas de los residuos de aceites y resinas que se conservaban en las tazas, tazones y vasijas encontradas en el taller de momificación. Los primeros resultados de estas pruebas proporcionan una lista de sustancias de momificación, entre las que se encuentran betún (alquitrán), aceite de cedro, resina de cedro, resina de pistacho, cera de abejas, grasa animal y posiblemente aceite de oliva y aceite de enebro, entre otras. El equipo está finalizando un informe para su publicación científica.

“La momificación era esencialmente una transacción comercial entre una persona y un embalsamador, en la que el embalsamador era un profesional, un sacerdote y un hombre de negocios. Por medio de varios papiros sabemos que había una clase de sacerdotes y embalsamadores a los que se les pagaba para organizar el funeral de un difunto, incluida la momificación de su cuerpo y la compra de una tumba o un ataúd”, dijo el Dr. Ramadan Badry Hussein, director de la misión de la Universidad de Tubinga en Saqqara.

En julio de 2018, el Dr. Khaled El Enany, Ministro de Turismo y Antigüedades, anunció al mundo el descubrimiento sin precedentes de un complejo de talleres de momificación en Saqqara de la dinastía 26 (ca. 664-525 a.C.). Incluía un taller de momificación, una escondrijo de cerámica del embalsamador y un pozo de entierro comunitario. Este pozo tiene 30 m. de profundidad y tiene seis tumbas. Las tumbas contenían unas 54 momias y esqueletos, cinco grandes sarcófagos, una docena de vasos canopos de calcita (alabastro egipcio), miles de figuritas de shawabtis y una muy rara máscara de momia de plata dorada. Este descubrimiento arqueológico fue clasificado entre los 10 mejores descubrimientos de 2018 por la Revista de Arqueología y el Heritage Daily.

La Misión de la Universidad de Tubinga reanudará la investigación completa del cementerio de la Dinastía XXVI en Saqqara en el invierno de 2020.

Fuente original: oficina de prensa del Ministerio de Antigüedades y la
Universidad de Tübinga, Alemania.

https://www.facebook.com/moantiquities/posts/3031707100208253

https://www.egypttoday.com/Article/4/85371/Egypt-announces-new-discoveries-studies-at-the-Mummification-Workshop-Complex