915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

EL CAIRO – Tres personas fueron detenidas por excavar ilegalmente en busca de antigüedades en una aldea de la zona de Mit Rahina, el lugar donde se encontraba la antigua capital egipcia de Menfis, en la provincia de Guiza, anunció el 29 de agosto el Ministerio del Interior egipcio.

La detención llevó a las fuerzas de seguridad egipcias a un agujero que los saqueadores estaban cavando en la zona, añadió el ministerio en un comunicado en Facebook. Encontraron antiguos túneles que conducían a dos salas de piedra caliza grabadas con jeroglíficos.

El arqueólogo egipcio Hussein Abdel Basir, director del Museo de Antigüedades de la Biblioteca de Alejandría, dijo a Al-Monitor: “Parece que el nuevo descubrimiento data de la época del Reino Nuevo y más concretamente de la época de Ramsés II (1292-1069 a.C.), y puede conducir a un templo o a un cementerio”.

Mohamed Youssef, director del Área de Antigüedades de Saqqara, dijo a Al-Monitor que los servicios de seguridad pusieron en manos de los funcionarios de antigüedades el yacimiento.

“La zona donde la banda estaba excavando se encuentra en Mit Rahina, que está llena de antigüedades”, añadió.

Youssef prosiguió: “Se formará un comité para investigar el lugar en el que la banda estaba excavando en secreto. Si el incluye monumentos fijos, como un templo, se expropiará el terreno y se indemnizará a los propietarios. Se transferirá al Ministerio de Antigüedades, que enviará una misión arqueológica”.

“Hay que realizar excavaciones en torno al lugar para saber de qué se trata”, explicó. “Si las autoridades encuentran antigüedades muebles, serán confiscadas”.

Youssef señaló: “El problema es que en la década de 1960 las autoridades no impidieron la construcción en zonas llenas de antigüedades, por lo que la ciudad antigua quedó abandonada”.

La zona de Mit Rahina está repleta de monumentos y templos, como el templo del dios Ptah, el templo de la momificación, el templo de la diosa Hathor y una estatua en pequeña de una esfinge, así como la famosa estatua de Ramsés II, que ahora se encuentra en el Gran Museo Egipcio.

Abdel Basir señaló que hay muchas antigüedades bajo el emplazamiento de la antigua ciudad. Algunas fueron descubiertas en lo que se denomina excavaciones de rescate, las excavaciones oficiales que siguen a las ilegales. El descubrimiento más reciente fue el de una estatua del rey Ramsés II.

Indicó que la realización de excavaciones arqueológicas en la zona es difícil debido a la naturaleza del terreno, que fue cubierto por el limo del Nilo a lo largo del tiempo. Y añadió: “Aunque estas bandas a veces llevan a descubrimientos importantes, nos cuestan nuestro patrimonio al contrabandear artefactos fuera del país”.

En junio de 2020, el gobierno egipcio puso en marcha un proyecto para el desarrollo de Mit Rahina. El proyecto incluye un mapa turístico de la zona del templo de Mit Rahina y el establecimiento de un mercado turístico, así como un centro de visitantes.

Abdul Rahim Rihan, arqueólogo y miembro del Consejo Supremo de Cultura, dijo a Al-Monitor que las bandas internacionales respaldadas por financieros locales se aprovecharon de la situación económica y social en el caos que siguió a la revolución de 2011.

Excavaciones ilegales similares han llevaron a las autoridades egipcias a un antiguo cementerio en la zona de Ain Shams en diciembre de 2021 y al Templo de Ptolomeo II en Sohag en 2007.

Los interesados en proteger el patrimonio antiguo de Egipto se quejan a menudo del daño que las excavaciones ilegales y el contrabando causan a las antigüedades. En junio estalló la polémica después de que los informes revelaran que la estela de granito de Tutankamón fue supuestamente sacada de Egipto de contrabando por el antiguo director del Louvre, Jean-Luc Martínez.

En una entrevista anterior con Al-Monitor, Shaaban Abdel-Gawad, supervisor general del Departamento de Antigüedades de Repatriación del Ministerio de Turismo y Antigüedades, dijo que el gobierno egipcio ha logrado recuperar más de 27.000 antigüedades del extranjero desde 2014.

Abdel-Gawad se quejó de la dificultad para recuperar dichas antigüedades de contrabando adquiridas a través de excavaciones ilegales porque no existe un archivo central.

“Todos los excavadores [ilegales] de Egipto recogen antigüedades con la intención de introducirlas de contrabando”, dijo Rihan. Pidió que se endurezcan las penas por las excavaciones realizadas sin licencia del Consejo Supremo de Antigüedades.

En 2016, el Centro de Investigación Daftar Ahwal para el Archivo y la Documentación investigó 262 delitos relacionados con las antigüedades en Egipto, incluyendo excavaciones ilegales y tráfico, en los que se detuvo a 956 personas, 48 murieron, 22 resultaron heridas y se incautaron 11.000 piezas.

Pidió que se realizara un estudio exhaustivo de todas las antigüedades registradas en Egipto, que se mejorara la vigilancia de los yacimientos arqueológicos y que se limitara la venta de equipos de radar de penetración terrestre utilizados para descubrir antigüedades enterradas a los investigadores con licencia.

Fuente original: https://www.al-monitor.com/originals/2022/09/another-illegal-dig-unearths-archaeological-discovery-egypts-giza