915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Un misterioso entierro egipcio ha sido encontrado, con jeroglíficos sin sentido en el ataúd.

Cuando se descubren enterramientos antiguos en las arenas de Egipto, las historias que escuchamos suelen ser similares. Altos funcionarios y nobles enterrados con ricos objetos funerarios, ataúdes elaborados y, a menudo, cartuchos con los nombres de los difuntos, para que sepamos quiénes eran. Pero un descubrimiento reciente muestra un panorama bastante diferente.

Los arqueólogos han encontrado decenas de enterramientos de 2.000 años de antigüedad cerca de la necrópolis de Saqqara que son mucho más mínimos, incluso torpes. Tal vez este sea el lugar de descanso para la gente de la clase obrera o media, en lugar de la élite.

“La mayoría de las momias que descubrimos la temporada pasada eran muy modestas”, dijo el egiptólogo Kamil Kuraszkiewicz, de la Universidad de Varsovia, a la Agencia de Prensa Polaca en julio de este año.

“Sólo fueron sometidos a tratamientos básicos de embalsamamiento, envueltos en vendas y colocados directamente en pozos excavados en la arena.”

Los arqueólogos polacos han estado trabajando en Egipto durante décadas para contribuir a la excavación de la necrópolis de Saqqara, una vasta “ciudad de los muertos” que sirvió a la antigua capital de Menfis – y a varias dinastías reales – durante miles de años.

Es un increíble depósito de la historia de la región, lleno de impresionantes tumbas bellamente conservadas en la sequedad del desierto, que revelan mucho sobre las antiguas prácticas funerarias egipcias.

En la excavación de septiembre de 2018, Kuraszkiewicz y su equipo estaban excavando un área entre la Pirámide de Dyeser (con más de 4.600 años de antigüedad, que es la pirámide más antigua del mundo) y el foso, una zanja rectangular de 20 metros de profundidad (65 pies) y 40 metros de ancho que rodea la antigua pirámide.

Aquí es donde encontraron las momias mal conservadas, enterradas fuera de la pirámide. Los ataúdes de madera que se encontraban en el foso seco se habían descompuesto, y no estaban colocados en tumbas, sino directamente en la arena. Además, algunos de los ataúdes habían sido saqueados y estaban vacíos.

Pero a pesar de toda su degradación, quedaba suficiente decoración en uno de los ataúdes para distinguir algunos detalles.

Donde estaba el cuello de la momia enterrada, se había pintado un collar en la tapa del ataúd, y los jeroglíficos de imitación estaban inscritos más abajo. Sin embargo, en lugar de revelar el nombre del difunto, los jeroglíficos carecían de sentido.

“Aparentemente, el artesano que lo pintó no sabía leer, y quizás intentó recrear algo que había visto antes. En cualquier caso, algunas de las figuras pintadas no son signos jeroglíficos, y el conjunto no forma un texto coherente”, dijo Kuraszkiewicz.

Además, dos figuras de Anubis, el guardián del inframundo con cabeza de chacal, se pintaron al pie del ataúd, “bellamente torpes” según Kuraszkiewicz, y representadas en un tono inusual de azul. Normalmente, Anubis estaba pintado de negro.

No está claro por qué fue pintado en azul; quizás el artista no estaba familiarizado con las convenciones artísticas, o quizás era una referencia al precioso pelo lapislázuli de los dioses.

El propio ataúd había sido saqueado, y la máscara funeraria que habría cubierto la cara de la momia en el exterior del ataúd había desaparecido, por lo que cualquier otra cosa que pudiera haber desvelado se ha perdido de forma irrevocable.

Aunque los ajuares de los entierros son más sencillos y modestos que los de las tumbas ricas encontradas en otras regiones de la necrópolis, las momias muestran que la gente común tenía prácticas funerarias similares a las de los más acomodados, y que tal vez imitaban los entierros de los ricos, aunque no los entendiesen.

Estos hallazgos recientes pueden darnos más información sobre la estratificación de la sociedad egipcia hace 2.000 a 2.500 años.

Hasta ahora, los arqueólogos polacos han excavado unos 500 enterramientos ” sencillos ” en la misma región de Saqqara. Creen que esta parte era para los entierros de la gente común y corriente, y no para las élites enterradas en otras zonas del complejo.

Fuente original: https://www.sciencealert.com/unusual-ancient-egyptian-burial-has-nonsense-hieroglyphs-and-clumsy-jackals