915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

El pasado 6 agosto tuvo lugar el traslado de la barca de Jufu desde el edificio que la albergaba junto a la pirámide el rey en la meseta de Guiza hasta el GEM.

Este gran barco de madera fue descubierto el 26 de mayo de 1954, en el interior de un pozo situado en la cara sur de la gran pirámide. Estaba desmontado, en 1224 piezas, que tuvieron que ser ensambladas por especialistas para que pudiera exponerse en el interior de un edificio creado inaugurado en 1984 expresamente para él sobre el lugar donde había sido hallado. Aquí ha permanecido hasta ahora,

Pero los nuevos estudios llevaron a los especialistas a opinar que en las condiciones en las que estaba hasta ahora podían llevarla a un deterioro irrevocable. Las actuales técnicas de conservación y exposición y, sobre todo, los nuevos conocimientos aconsejaban un mejor lugar para esta joya del Reino Antiguo. Y después de valorar diversas propuestas nacionales e internacionales, se tardaron ocho meses en completar los estudios técnicos, la estrategia y la preparación del traslado.

Tras un minucioso estudio de radar del terreno, destinado a garantizar la resistencia de los lugares por donde iba a circular la barca de madera, de 20 toneladas de peso, 42 metros de largo y 5,6 de alto, y tras el escaneo láser del barco para su documentación, fue concienzudamente anclado y embalado, emprendiendo su último viaje hacia las instalaciones que la albergarán en el nuevo Museo (GEM), en un enorme despliegue tecnológico.

Para cubrir una distancia que aproximadamente no supera los 8 kilómetros, se emplearon 48 horas, con objeto de garantizar la protección de esta gran barca, que fue cargada sobre un vehículo inteligente dirigido a control remoto, que fue trasladado desde Bélgica a Egipto para la ocasión. En su interior contenía una estructura de metal adaptada para asegurar su integridad y el correcto anclaje de la barca. Este vehículo ya había realizado el trayecto tres veces en los últimos meses a modo de ensayo con el fin de garantizar el éxito y la seguridad del traslado.

Egipto ha estimado que podrá realizar la inauguración a finales de este año y se espera que sea expuesta junto a una segunda nave extraída también en un pozo junto a la gran pirámide del rey. Esta barca, que hasta hace unos meses aún permanecía enterrada, está en peor estado de conservación y sus piezas se han ido trasladando desde hace meses a los laboratorios del GEM para su consolidación,  conservación y futuro montaje.

Vídeo de la preparación y transporte: https://www.youtube.com/watch?v=4P6zwvza83M

https://www.facebook.com/moantiquities/videos/434055577773713 

Fuente: Ministerio de Turismo y Antigüedades