WASHINGTON, D.C.-Según un informe de Live Science, un nuevo estudio de los restos momificados de una adolescente hallados en Egipto en 1908 ha descubierto que murió al dar a luz a gemelos. Se cree que la muchacha medía 1,70 metros y pesaba entre 45 y 50 kilos en el momento de su muerte. Los restos de un feto, vendado y colocado con la placenta entre las piernas de la niña, se descubrieron durante un examen inicial en 1908. El segundo feto se detectó por primera vez en la cavidad torácica de la momia en 2019, cuando la arqueóloga Francine Margolis realizó una tomografía computarizada de los restos. Ella y David Hunt, de la Universidad George Washington, han radiografiado ahora la momia para examinarla de nuevo. “Cuando vimos el segundo feto supimos que teníamos un hallazgo único y una primicia para la arqueología egipcia antigua”, dijo.

Los investigadores determinaron que la adolescente murió durante el parto, cuando la cabeza del primer feto quedó atrapada en el canal del parto. Se cree que los restos del segundo feto se desplazaron a la cavidad torácica durante el proceso de momificación.

Falta la cabeza de la momia, aunque se dispone de fotografías tomadas en 1908. “Si encontramos su cabeza y sus dientes estuvieran presentes, las pruebas destructivas en dientes y pelo podrían proporcionar información sobre su dieta y el estrés metabólico que experimentó durante su vida”, dijo Margolis.

Fuente: https://www.archaeology.org/news/12035-240105-egypt-mummy-childbirth?fbclid=IwAR0q4CGE2NtfaI6sHJMnvqk0BxfFBbDym5nNBwMOPdvRrmg54UhZaFzxNbg

Acceso a la investigación original: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/oa.3275