915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

El origen del cobre del antiguo Egipto durante una época de inestabilidad ha sido descubierto por los investigadores mediante el análisis de isótopos de plomo. Un nuevo estudio publicado por un equipo dirigido por Shirly Ben-Dor Evian en la revista Journal of Archaeological Science revela que el material, hallado en el interior de cuatro figurillas funerarias de bronce de 3.000 años de antigüedad llamadas ushabtis, procedía de la región de Arabah, en una zona al sur de lo que hoy es Israel.

La inclusión del cobre ofrece una prueba potencial de que la civilización siguió prosperando durante una época poco estudiada conocida como el Tercer Periodo Intermedio, que se extendió desde el 1070 a.C. hasta el 664 a.C. Esta última investigación indica que hubo una red de intercambio de cobre entre los egipcios y la región de Arabah que siguió funcionando, incluso cuando otros imperios cercanos se estaban derrumbando alrededor de Egipto.

Ben-Dor Evian, conservador de arqueología egipcia del Museo de Israel en Jerusalén, colaboró en el proyecto con investigadores de la Universidad de Tel Aviv y del Servicio Geológico de Israel. En una declaración a ARTnews, dijo que la nueva investigación demuestra que, “a pesar de las luchas internas en Egipto y el declive de los imperios en el antiguo Oriente Próximo, Egipto siguió desempeñando un papel importante en la región”. Ben-Dor Evian también indicó que la investigación ayudará a identificar los materiales de las minas de cobre de Timna y Feynan que se remontan al Tercer Periodo Intermedio.

Los ushabtis eran objetos funerarios comunes en el antiguo Egipto. Se creía que realizaban cualquier trabajo necesario en la otra vida en nombre del difunto. Los cuatro ushabtis reales, examinados por Ben-Dor Evian y su equipo, y que actualmente se encuentran en el Museo de Israel, se recuperaron en Tanis, la capital del faraón, y datan del reinado de Psusennes I, que gobernó de 1056 a 1010 a.C.

El Tercer Periodo Intermedio fue una época de incertidumbre y fraccionamiento de Egipto, que tuvo que hacer frente a múltiples invasiones y agitaciones políticas, con un reino dividido gobernado por el faraón en el Bajo Egipto y un sumo sacerdote en el Alto Egipto. A pesar de ello, Psusennes pudo importar cobre de la próspera industria de Arabah, y estos lazos pueden haber permitido incluso que el arte del metal floreciera en Egipto durante esta época.

Después de Psusennes, el faraón Sheshonq I invadió Arabah como parte de su campaña de unificación egipcia, quizás en un esfuerzo por controlar él mismo el suministro de cobre. Pero las figurillas demuestran la existencia de rutas comerciales anteriores al reinado de Sheshonq I, lo que podría demostrar que Egipto no se había vuelto tan aislacionista como se pensaba.

Fuente original: https://www.artnews.com/art-news/news/pharaohs-mummy-figurines-source-ancient-egyptian-copper-1234596386/