915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

La media momia descubierta en la tumba de Karabasken en la zona de Al-Asasif, en Luxor (sur de Egipto), en 2014, sigue siendo un misterio que los arqueólogos tratan de resolver.

Según un informe publicado por el periódico Al-Sharq al-Awsat, el 23 de mayo, la misión estadounidense que trabaja en la zona de Al-Asasif descubrió en el cementerio una momia que consistía únicamente en la mitad superior del cuerpo de un hombre joven truncado por la cintura.

La misión indicó que todo el contenido del cementerio estaba dañado debido a las frecuentes inundaciones. Se encontraron tres ataúdes, entre ellos la momia truncada de medio hombre. La expedición tiene previsto anunciar los resultados de su estudio en enero de 2024.

La misión egipcia-estadounidense había comenzado sus trabajos en Al-Asasif en 2006. Logró despejar, restaurar y reconstruir las tumbas de Karabasken (TT 391), Karajamun (TT 223) e Irtieru (TT 390), en la orilla oeste de Luxor.

También descubrió miles de fragmentos de la decoración derruida de las tumbas y reconstruyó la segunda sala con pilares y parte de la primera sala con pilares de la necrópolis de Karakhamun.

Bassam al-Shammaa, investigador en egiptología, dijo a Al-Monitor que “las tumbas y cementerios de la zona de Al-Asasif son conocidos por sus bellas sorpresas y sus magníficas inscripciones que pueden competir con el Valle de los Reyes y las Reinas”.

Según la página web del Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, la necrópolis arqueológica de Al-Asasif se encuentra en la orilla occidental del río Nilo, en la carretera que lleva a Deir el-Bahari, en Luxor, al sur de Egipto. Las tumbas son de las dinastías XVIII, XXV y XXVI, y abarcan el periodo comprendido entre el 1550 y el 525 a.C.

La media momia podría haber sido violada y saqueada por ladrones, explicó Shammaa. La segunda posibilidad es “que el hombre fuera devorado por un hipopótamo, un cocodrilo o un león durante una jornada de caza. … Numerosos accidentes de este tipo ocurrieron en el antiguo Egipto, según la literatura faraónica”.

La tercera hipótesis, dijo, podría ser que la parte inferior del cuerpo se perdiera en una batalla, pero cree que la explicación de los animales salvajes es la más probable. Instó al equipo estadounidense de la misión, encabezado por la investigadora Elena Pischikova, a dar a conocer rápidamente los resultados del estudio, “sobre todo porque fue descubierto hace ocho años”.

Pischikova no respondió a la petición de Al-Monitor de comentar el misterio.

Hussein Abdel Basir, director del Museo de Antigüedades de la Biblioteca de Alejandría, dijo a Al-Monitor: “Esta momia es un caso único”. Coincidió con Shammaa y dijo: “Creo que el momificado era un militar y que perdió la parte inferior de su cuerpo en una pelea o que se lo comió un león o un hipopótamo. Se le honró enterrándole en esta tumba”.

Pero una explicación científica concreta requiere largos estudios, dijo, y “el equipo arqueológico está buscando el árbol genealógico de esta momia, con análisis de ADN o tomografías.”

En septiembre de 2019, Pischikova y el ministro egipcio de Antigüedades, Jaled El-Anany, inauguraron una exposición arqueológica, “Necrópolis del Sur de Asasif: Viaje en el tiempo”, para mostrar los hallazgos del trabajo de la misión,

Abdel Rahim Rihan, director general del Departamento de Investigación, Estudios Arqueológicos y Publicación Académica en el Sur del Sinaí del Ministerio de Turismo y Antigüedades, dijo a Al-Monitor: “Los descubrimientos arqueológicos en Luxor durante los últimos ocho años, incluido el alijo de 30 ataúdes de al-Asasif en 2019, lo devolvieron a la vida.”

Fuente original: https://www.al-monitor.com/originals/2022/05/half-mummy-confuses-egyptian-archaeologists#ixzz7VVnmvP8H