915 616 320 · L-J · 17:30-20:30 info@aedeweb.com

Una momia egipcia decorada con un retrato de mujer guardaba una sorpresa: el cuerpo de una niña que sólo tenía 5 años cuando murió. Ahora, los científicos han aprendido más sobre la misteriosa niña y su entierro, gracias a los escáneres de alta resolución y a los “microhaces” de rayos X que han detectado regiones muy pequeñas en cuerpo intacto.

Las tomografías computarizadas de los dientes y el fémur de la momia confirmaron la edad de la niña, aunque no mostraron signos de trauma en los huesos que pudieran sugerir la causa de su muerte.

Los rayos X de alta intensidad también revelaron un misterioso objeto que se había colocado en el abdomen de la niña, según informaron los científicos en un nuevo estudio.

Las exploraciones realizadas en la momia hace unas dos décadas fueron de bajo contraste, y muchos detalles resultaron difíciles de ver. Para el nuevo análisis, los investigadores realizaron nuevas tomografías computarizadas para visualizar la estructura de la momia en su totalidad. Luego se centraron en regiones específicas utilizando la difracción de rayos X, en la que un haz de rayos X muy concentrado rebota en los átomos de las estructuras cristalinas; las variaciones en los patrones de difracción revelan de qué tipo de material está hecho el objeto.

Esta es la primera vez que se utiliza la difracción de rayos X en una momia intacta, dijo el autor principal del estudio Stuart Stock, profesor de investigación de biología celular y del desarrollo en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago.

La momia, conocida como “Hawara Portrait Mummy No. 4”, está en la colección del Block Museum of Art de la Universidad de Northwestern. Fue excavada entre 1910 y 1911 en el antiguo emplazamiento egipcio de Hawara, y data de alrededor del siglo I d.C., cuando Egipto estaba bajo el dominio romano.

“Durante la época romana en Egipto, comenzaron a hacer momias con retratos fijados en la superficie frontal”, dijo Stock a Live Science. “Se hicieron muchos miles, pero la mayoría de los retratos han sido retirados de las momias que tenemos – tal vez sólo 100 a 150 todavía tienen el retrato unido a la momia”, dijo.

Aunque el retrato de la momia No. 4 mostraba una mujer adulta, su pequeño tamaño indicaba lo contrario, y los escáneres confirmaron que la momia era una niña, todavía tan joven que no le había salido ningún diente permanente. Su cuerpo medía 937 milímetros desde la parte superior del cráneo hasta las plantas de los pies, y las vendas añadieron otros 50 milímetros, según el estudio.

Un hallazgo sorprendente fue una capa irregular de sedimento en las envolturas de la momia, tal vez barro que había sido utilizado por los sacerdotes auxiliares para asegurar las vendas de la momia, sugirió Stock. Otro descubrimiento desconcertante fue un pequeño objeto elíptico de unos 7 mm de largo, que los investigadores encontraron en las envolturas de la momia sobre el abdomen, denominando al objeto “Inclusión F”.

La difracción de rayos X mostró que estaba hecho de calcita, pero ¿qué era? Una posibilidad es que pudiera ser un amuleto incluido porque el cuerpo del niño fue dañado durante la momificación, dijo Stock. Después de este percance, los sacerdotes a menudo colocaban un amuleto como un escarabajo sobre la parte del cuerpo dañado para proteger a la persona en el más allá, y la nueva “mancha” de calcita tenía el tamaño y la posición adecuados para que fuera un escarabajo protector, explicó Stock.

Sin embargo, la resolución de la tomografía computarizada no era lo suficientemente alta para mostrar los detalles grabados en el objeto, por lo que es imposible decir con seguridad lo que podría ser, añadió.

“Cada vez que uno hace un estudio como este, obtiene buenas respuestas. Pero luego sólo se plantean más preguntas”, dijo Stock.

Los hallazgos fueron publicados en línea el 25 de noviembre en la revista Journal of the Royal Society Interface.

Fuente original: https://www.livescience.com/roman-era-mummy-x-ray-scans.html