Bases de datos de la expedición Oxford: detalles de escenas en tumbas

Un proyecto de las Universidad de Oxford recogiendo la estela de Bertha Porter y Rosalind Moss.

La base de datos permite buscar por: temas y escenas, lugares y cementerios, tumbas y por fechas. La mayor parte de las escenas se acompañan de un dibujo a línea.

La Base de Datos de detalles de escenas de la Expedición de Oxford a Egipto proporciona a los usuarios un medio simple de examinar información sobre escenas y detalles de escenas conservados en las paredes de tumbas que daten del Reino Antiguo a la época de las Pirámides (c. 2650 – 2150 a.C.).

Durante la primera mitad del siglo XX, dos mujeres cultas con sede en el Griffith Institute de Oxford idearon un sistema de archivo económico pero eficaz, de modo que la información relativa a las antigüedades del Antiguo Egipto pudiera registrarse en tarjetas y clasificarse sistemáticamente para preparar una serie bibliográfica. La investigación permitió a las pacietes Bertha Porter y Rosalind Moss transformar sus primeros archivos en un libro de referencia completo y, con lanzamiento en todo el mundo, la serie que imaginaban estaba realmente a su alcance. El título de esta serie fue “Topographical Bibliography of Ancient Egyptian Hieroglyphic Texts, Reliefs and Paintings”, a menudo abreviada por los egiptólogos. Bib, Porter y Moss o simplemente PM, en reconocimiento a sus cofundadoras. Después de la muerte de Bertha Porter, la producción de volúmenes de MP la continuó la Dra. Moss y su personal hasta que el Dr. Jaromir Malek asumió la dirección del proyecto en la década de 1970. A partir de los años 90, con los rápidos avances de la tecnología digital e informática, las responsabilidades de Jaromir Malek se ampliaron aún más a medida que se esforzaba por dirigir la serie de la forma más fluida posible hacia la era digital.

Desde los años ochenta se ha producido un enorme aumento de la cantidad de libros y publicaciones periódicas que tratan de la arqueología y la cultura del Antiguo Egipto, de ahí el notable aumento de la carga de trabajo del personal actual del PM y del volumen de datos necesarios para los futuros volúmenes de PM. Cada región debe esperar su turno para su publicación o re-publicación en la serie, por lo tanto es inevitable que pasen años antes de que una necrópolis en particular pueda convertirse en el foco principal del equipo del PM. Los volúmenes III-V, por ejemplo, registran los datos del Reino Antiguo de los cementerios menfitas y provinciales, pero han pasado 33 años desde la publicación del Volumen III[1], y 70 años desde la publicación del Volumen V. Estos períodos de tiempo explican por qué la preparación de una base de datos bibliográfica era un proyecto atractivo para la Expedición de Oxford, siempre y cuando los parámetros del proyecto pudieran limitarse convenientemente y los datos pudieran ser recopilados, investigados, procesados y aportados en un período de tiempo relativamente corto entre 2003 y 2006.

Aunque PM es la referencia “matriz” para la base de datos OEE, la organización de los datos en PM es muy diferente, particularmente en términos de alcance regional y enfoque prioritario. La base de datos OEE cubre todos los cementerios conocidos del Reino Antiguo simultáneamente, y su enfoque principal más estrecho es la presencia de tipos de escenas y sus detalles relevantes en las tumbas (los detalles de la escena sólo se mencionan incidentalmente en PM). En realidad, la base de datos OEE tiene el potencial de desarrollarse mucho más allá de su límite de 3 años, ya que, además de los tipos de escena y los detalles de las escenas, hay muchos otros relieves y pinturas que no están incluidos en la base de datos actual: procesiones de portadores de ofrendas; líneas de personificaciones patrimoniales con regalos de tierras productivas; sacerdotes y escribas individuales que desempeñan sus funciones; representaciones del dueño de la tumba y miembros de la familia; figuras de funcionarios, sirvientes y mascotas domésticas; especies de animales, anfibios, pájaros, peces y plantas; cientos de objetos artificiales y naturales, e inscripciones jeroglíficas demasiado numerosas para ser contadas. Los tipos de escena y sus detalles fueron seleccionados como el tema principal de la Fase uno de la Base de Datos OEE porque son fácilmente identificables y constituyen la fuente de información más variada para la investigación académica y no académica. Además, los tipos de escena, sus detalles, e incluso los detalles dentro de sus detalles, se transfieren perfectamente a una base de datos secuencial – similar a un “árbol genealógico” que se ramifica de un abuelo, a un padre, luego a hijos y nietos. Dado que ésta es la estructura central de nuestra base de datos en constante desarrollo, se explica con más detalle en la sección titulada “Panorama general”: La base de datos’.

Acceso: http://archaeologydataservice.ac.uk/archives/view/oee_ahrc_2006/queryThemes.cfm?CFID=fdc009ef-8485-4314-9ec8-c27ca728768f&CFTOKEN=0

 

Los comentarios están cerrados.